consulendi-2-620x420

BÁTIZ CAMPBELL, INSTITUCIÓN MEXIQUENSE

Hace unos días apareció una nota en algunos medios de información nacional –a su vez reproducida en redes sociales- en que supuestos músicos integrantes de la Orquesta Sinfónica del Estado de México (OSEM) piden la inmediata renuncia o destitución del Director General y artístico de ésta, el virtuoso pianista internacional, Mtro. Enrique Bátiz Campbell.

Estos “músicos” aducen malos tratos y descortesías hacia ellos sin omitir su avanzado y evidente “mal de Parkinson” lo que le impide ya, sostener la batuta de la OSEM. Me parece que ésta nota o carta anónima viene, como coloquialmente se dice, con muy mala leche.

El Maestro Bátiz le ha dado mucho a la vida cultural del Estado de México desde aquel concierto inaugural ofrecido el 27 agosto de 1971 en el Teatro Morelos de Toluca. Durante 45 años la OSEM ha sido un baluarte no sólo del Estado de México, sino del país en general.

Su primer director y fundador tenía entonces unos 28 años de edad y siempre ha sido un artista temperamental; así lo recuerdo en los primeros conciertos que ofreció en la entonces Basílica de San Clemente, en Tenancingo, México, dirigiendo “La Condenación de Fausto” de Berlioz a la luz mortecina de los candelabros del templo que le condujo a un dilatado intermedio que duró varios años para que regresara la OSEM a Tenancingo gracias a las fructíferas gestiones de los entusiastas de la cultura en general y de la música integrantes de la administración que encabezó Ángel Luz Lugo Nava y poder escuchar ahí, quizá, la mejor y más excelsa interpretación que ha hecho la Orquesta del “Moldavia” de Smetana.

Inclusive, el 23 de mayo de 2005 el Maestro estrenó un extraordinariamente bello piano Steinway de su propiedad al ofrecer un espléndido recital interpretando magistralmente el opus 13 de L. V. Beethoven “Sonata Patética” y la “Heroica” de Chopin, fue un acontecimiento memorable para Tenancingo.

Bátiz se ha autodefinido como un “ser autárquico” que busca y logra la perfección en general. El título de Maestro se lo ha ganado nota a nota, batimento a batimento marcado con su impoluta batuta. Su excepcional talento, experiencia artística y liderazgo no puede ser ignorado o superado por “músicos” que nacieron o se fueron haciendo cuando la OSEM ya había cumplido al menos 25 años de representar con toda dignidad al Estado.

Hoy Enrique Bátiz es un artista que tiene un sitial de honor dentro de la historia del arte, de la música y de la humanidad misma.

Contra esas ruines y cobardes vocecitas y firmitas, la regia trayectoria del Maestro Bátiz le constituye como sobria Institución Mexiquense.

29 DE SEPTIEMBRE, DÍA DEL REBOZO EN EL ESTADO DE MÉXICO. LOGRO DE TANYA RELLSTAB. Derivado de una interesante y bien fundada exposición de motivos presentada ante la LIX Legislatura del Estado de México por la diputada local Tanya Relista Carreto, el pasado día 29 de septiembre del año en curso fue publicado en la Gaceta del Gobierno de Estado, el Decreto número 134 que en su Artículo Único declara “…el 29 de septiembre de cada año como el Día del Rebozo en el Estado de México”, lo que deberá de observarse y cumplirse. Derivado de este Decreto del Legislativo Estatal deberán de llevarse a cabo diversas actividades tendientes a la promoción, uso y difusión del Rebozo. Desde el 29 de agosto de 2012, en la instalación de la LXII Legislatura federal Tanya ha promovido activamente –luciendo varios preciosos ejemplares en la tribuna más alta del país- el uso de ésta prenda, y asimismo, dejado constancia de que se encuentra en trámite ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial el registro de la marca colectiva del “Rebozo de Tenancingo” con el objetivo de proteger el patrimonio cultural de la producción del rebozo en este municipio y las técnicas tradicionales de producción aquí empleadas. Sin duda, esto es motivo de doble celebración. Sígueme en Twitter: @sgvarelamaya.

Leave a reply