barrera-n-620x420-2

Barrera

 

LA REFORMA UNIVERSITARIA FORTALECE A DICHA

 COMUNIDAD DE LA MAXIMA CASA DE ESTUDIOS

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Sin duda que uno de lo temas que más han sido trascendentales y por demás provechosos, a sido el de la Reforma a la Ley de la Universidad Autónoma del Estado de México, misma que sin lugar a dudas implica el fortalecimiento de rubros como la transparencia, rendición de cuentas, internacionalización y planeación a largo plazo, todo ello en beneficio de la comunidad universitaria de nuestra Máxima casa de Estudios.

Esto comentado por académicos universitarios dicen que ante el entorno educativo global, que exige a las instituciones de educación superior públicas tener una normatividad que favorezca el desarrollo pleno de los estudiantes y académicos, la iniciativa impulsada por la Administración 2017-2021 es necesaria, oportuna y congruente.

El titular de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales puntualizó que la UAEM no se puede sustraer de los cambios y transformaciones a nivel global y para ello requiere una normatividad actualizada que permita que las actividades y decisiones que se tomen en diversos ámbitos sean bajo un marco cierto y confiable, textualmente dicho: “Nuestra universidad es una de las instituciones de educación superior más importantes del país, está muy bien ubicada a nivel internacional y tiene que continuar ganando calidad y prestigio”, por lo que es necesario que cuente con un marco jurídico pertinente, que le permita cumplir a plenitud con sus fines en lo relativo a la docencia, la investigación, la difusión de la cultura, la extensión y la vinculación, que resuelva las necesidades de una comunidad cada vez más exigente.

De la misma forma recalcó que la consulta sobre la reforma a la Ley de la UAEM fue un ejercicio inédito, ya que alentó la participación de estudiantes, académicos y trabajadores administrativos de la institución para enriquecer la propuesta, ya que todas las opiniones y planteamientos de la comunidad universitaria fueron considerados para la conformación del documento que se encuentra en revisión por parte del gobernador Alfredo Del Mazo Maza y que será analizado por el Congreso local, afirmando que la comunidad universitaria conoció cada uno de los aspectos de la propuesta y fue parte de un ejercicio democrático sumamente significativo e inédito en la institución. De ser aprobada, la reforma a la Ley de la UAEM contribuirá de manera importante a la modernización de nuestra universidad.

Por su parte el director del Instituto de Estudios Sobre la Universidad, por sus siglas conocido como IESU de la Universidad Autónoma del Estado de México, dijo que dicho órgano universitario nació hace 25 años como un espacio donde la universidad es el objeto de estudio, donde se reflexiona sobre ella y se analiza qué rumbo que debe tomar  que cuenta con tres cuerpos académicos enfocados en el ser de la universidad, la educación, la ciencia y la tecnología, los cuales se vinculan con intereses, necesidades y retos que tiene la máxima casa de estudios mexiquense.

Desde este evento se refirió a que la democracia, la autonomía y la visión pluricultural de la universidad deben ser abordadas en la actual coyuntura; además, es necesario colocar al humanismo como un argumento medular. “La universidad debe interesarse por el quehacer del ser humano, la educación y la formación”, ya que la universidad es la conciencia de la sociedad, ya que una de sus tareas primordiales es vincularse con varios sectores de la población, por lo que debe replantearse el problema de la educación, pues tenemos el reto de transformarla. Somos un país poco educado y estamos lejos de los grandes estándares a nivel internacional, ya que a través de la educación, debe buscarse la transformación del ser humano e ir más allá de un simple proceso de enseñanza-aprendizaje, porque uno de los retos más relevantes que tiene la Autónoma mexiquense es contar con una cobertura más amplia, analizar las carreras que se ofertan y la demanda que de ellas existe.

De la misma forma una severa preocupación ha sido de que en la actualidad 2.5 millones de mexicanos de 19 a 29 años de edad no estudian y no trabajan, lo que implica la pérdida del bono demográfico en términos de productividad, y sin duda ilustre lector pérdida de calidad de vida, y de ello de la misma forma se preocupa nuestra máxima casa de estudios.

Se comenta que el futuro del país será “catastrófico” si la población que se encuentra en la edad de mayor productividad no cuenta con oportunidades económicas y educativas, ya que durante su vejez no tendrá ningún respaldo económico o social, ya que de acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el bono demográfico de México era de 30.2 millones de jóvenes de 19 a 29 años, que coadyuvarían de forma determinante para impulsar el desarrollo económico y social del país.

Textualmente dicho: “El modelo económico neoliberal dilapidó el bono demográfico y en dos décadas la pirámide poblacional mostrará un escenario totalmente diferente al actual, ya que la mayoría de los mexicanos formarán parte del grupo de adultos mayores, con las inherentes necesidades de seguridad social y pensiones, que no se garantizaron en la actualidad”.

Dichas realidades afirman que el 80 por ciento de los adultos mayores, es decir, mexicanos de 60 años o más, carece de pensión y 20 por ciento de la población que la tiene recibe una cantidad insuficiente para su subsistir. “Hay dos aspectos importantes que no se están garantizando para los adultos mayores: la supervivencia económica y la salud”, por lo que los adultos mayores que trabajan lo hacen desde la informalidad, es decir, en condiciones económicas precarias, sin seguridad social y certidumbre laboral, enfrentando situaciones discriminatorias como consecuencia de su edad: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

 

Leave a reply