guionbajoatole

Barrera

Y DESPUES DEL QUINTO INFORME PRESIDENCIAL

LA ECONOMÍA INFORMAL A LA ALZA

++ Más del 58 por ciento de los trabajadores se encuentran en la economía informal.

++ Y el cinco por ciento en el desempleo total.

++ De la pobreza a la miseria solo falta un paso.

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Se cerraron los primeros nueve meses de este dos mil diecisiete, de este año pre electoral, en donde de lo más trascendente fue precisamente ese proceso del primer domingo de junio, con una cifra a la alza, una cifra que en lugar de que sea algo que valga la pena presumir con los connacionales o fuera de las fronteras, es penoso tener que hablar de ello, pero la vida es así, no todo es color de rosa, solo y a veces un poco de mieles se da.

Y comienzo así de “optimista” este artículo en el sentido de que se cerró según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el INEGI, el mes de agosto, con una alza en la economía informal, o sea en personas que tienen que dedicarse a ganarse la vida por su cuenta en las calles, siendo ya un alarmante cincuenta y ocho por ciento de la población llamada económicamente activa, solo un punto porcentual más con respecto al mismo mes del año pasado, pero que bueno, un punto porcentual en el maremágnum de millones de personas no es nada insignificante, sino alarmante, en lugar de haber baja un puntito aunque sea, subimos.

Y a esa cifra de la llamada población económicamente activa un noventa y cinco por ciento se encontró ocupada en el mes de agosto, lo que nos da que un cinco por ciento se encuentra desempleada, o sea ni en trabajos fijos, ni en la economía informal, cifra que aún es peor de conocer, ya que cinco de cada cien personas, no tiene ninguna forma de ganarse la vida.

Asimismo de los que si trabajan, el ocho punto cinco por ciento se encuentra en la llamada subocupación, o sea personas que trabajan a medias por no tener más posibilidades de laborar, ya que solamente se les da la oportunidad de trabajar medios tiempos, y claro está medios salarios.

Por ello las cifras que a veces se dan a conocer sobre la creación de empleos es nublada en realidad, ya que cada año se dan a conocer los cientos de miles de nuevos empleos que se generan, pero no se da a conocer que son a medias, a veces en dos o en tres partes, lo que claro está afecta la economía de los mexicanos y en específico de sus familias, ya que como sabemos existen más del cincuenta por ciento de los mexicanos que viven en pobreza y veinte millones en lo que se conoce como pobreza extrema, ósea gentes que no son capaces de ganar ni dos dólares al día, ósea treinta y cuatro pesos, con eso es imposible darle casa, vestido y sustento a los proporcionalmente cuatro personas que conforman una familia.

Más de treinta y cinco millones de personas son las que se mantienen en el medio informal, las que salen a ganarse la vida sin tener protección social, sin pagar impuestos, sin seguridad de un salario, y de cómo les irá cada mañana y como regresarán después del jornal a sus casas, esa incertidumbre es la que priva en millones de personas y que como cité anteriormente, en proporción cada familia se conforma de cuatro personas, y si son treinta y cinco millones, estamos hablando de los millones que se mantienen de vender fayuca, productos piratas, gelatinas, quesos o ropa usada, desde sus cajuelas, o algunos en manteles puestos en las banquetas, así de precaria está la situación que priva en nuestra nación, en este pobre México que no pasa de perico a perro.

El aumento en las pasadas semanas del precio del Dólar que ya no baja de los diecisiete pesos, afecta seria y muy seriamente la economía de los mexicanos, ya que hasta los guacales de jitomates con ello aumentan, y es algo que como simple mortal no entiendo, ya que se dice que este aumento se debió a la crisis en Grecia, pero muchos nos preguntamos cómo es posible que eso afecte a nuestra nación, pero de los que saben dicen que fue por eso.

La vida es cada vez más cara y los pesos cuestan menos, y nos podemos peguntar por ello, cómo es posible que no veamos la inseguridad que priva a todas las latitudes de México, cuando los espacios de labor son cada vez menos y mal remunerados, cómo podemos pensar que no existan esos focos de dolor sociales.

Claro que para nada estoy de acuerdo o acepto que esto exista, pero sí hay que reconocer que ese es uno de los fundamentos de que se de este problemón social y que es una bola de nieve que a todos nos está arrastrando cada vez más a los abismos de la miseria, ya no solo de pobreza, porque esa es la primer parte, pero se llega a la miseria de los pueblos, que no solo es la falta de dinero sino la carencia de valores, la carencia de amor familiar y de la forjación de hijos no solo en cuestiones educativas, sino hacer hombres y mujeres buenos.

El caer en esa zanja es insondable, es perecer en carne viva una muerte lenta que carcome y corroe, y ¿a quién culpar?, al gobierno por la falta de oportunidades, a la iniciativa privada por no abrir más espacios, a la cuna que nos vio nacer, a la mala suerte, a la pobreza, a las gentes que nos arrastran ¿aún más?, no podemos pensar en nada de esas cosas, sino el buscar nuestro centro y sobre ello dirigir nuestras acciones, pero nunca lamentándonos de la situación que cada uno le toca vivir, sino deberíamos de luchar por salir de esos baches y en lugar al final de cuentas de llorarlos, celebrarlos cuando se logra vencer los rigores del destino.

Bien dice Manuel Bernal en el Poema de México Creo en ti, que lleva la “x” en su nombre por el dolor y el calvario, y  no creo que esté muy errado en lo que significa en sus palabras y en su discurso; HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER; @tubalcain.garza

Leave a reply