guionbajoatole

BARRERA

LA COSMOGONIA DEL COSMOVITRAL

++ Explicación muy personal de la dualidad y de los opuestos complementarios.

++ La ubicación cardinal de los vitrales es fundamental.

++ ¿En dónde está el autorretrato de Leopoldo Flores, el autor?

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Quién se encuentra de manteles largos es el emblemático Jardín Botánico de Toluca, conocido como el Cosmovitral, una obra magna que considero es la más importante que tenemos en la capital mexiquense y por la que es reconocida esta ciudad en nuestra nación y en el mundo.

Cumplió treinta y siete años de existencia esta impresionante obra por lo que se le dio hace poco tiempo una “manita de gato”, dentro de ellos fue el rebosamiento de su plafón, así como a los propios vitrales y la estructura de hierro que la conforma.

Por ello considero el poder citar en este artículo el motivo que tiene dedicado en su diseño, el tema y la impresionante cosmogonía que ahí se inscribe, en el sentido de que la sociedad no solo lo admire como obra monumental, sino que se conozca el verdadero motivo y cómo se puede admirar para entender lo que ahí nos plasma el artista plástico mexiquense Leopoldo Flores que tardó un año en su diseño, en que su mente y creatividad detonara esta obra para la posteridad.

La obra por lo que yo puedo ver en ella es la dualidad, es la relación de los llamados Opuestos Complementarios y la ontología de esta obra se inicia desde su ubicación, no tanto el lugar en el que se encuentra que como sabemos es en el anterior mercado 16 de septiembre que fue inaugurado por Porfirio Díaz con motivo del primer centenario de la independencia y que fue un mercado de abasto hasta los años setentas del siglo pasado, no eso no es lo fundamental, sino geográficamente los cuatro puntos cardinales.

Como sabemos el sol nace por el Oriente y se oculta todos los días por Occidente, la zona con menos luz por ende es el norte y es en donde inicia esta obra, podemos ver en esa ala norte, una línea que nada tiene que ver ahí, ya que la mayoría de los vitrales de esa zona son todos azules y hay una línea color rosa de arriba abajo y es en donde arranca esta obra.

Ahí podemos observar seres humanoides, seres oscuros, aves de rapiña como buitres y búhos todo en tonos fríos, en el sentido de que ahí lo que reina es la oscuridad siguiendo el camino en el sentido horario apreciamos diversos diseños alusivos a esa oscuridad hasta llegar a la punta de la zona norte y oriente en donde comenzaron a apreciar diversos colores brillantes y una mutación mágica en la que las aves de rapiña comienzan a desaparecer, o mejor dicho a conformarse en aves tropicales como guacamayas y pericos, palomas, halcones y de esa forma nos debemos de ubicar ya en el ala sur del mismo, ahí comenzaron a ver colores brillantes que van del amarillo al rojo pasando por naranjas y blancos, la vida ahí se encuentra, con cientos de aves y en tres bloques de este vital se conforma entre varias de ellas una magna águila, aquella ave que siempre se ha reconocido como un ave solar, por ser la única que se ha comprobado que puede ver directo al sol sin tener molestias, esa magna ave comienza a conformarse en el hombre, al principio un ser mitológico humanoide alado y caminando vemos al final de cuentas la creación del ser, honroso y bello, lleno de color y poder y de esa forma se llega al final del camino de la luz a la puerta principal del Cosmovitral en donde se encuentra el llamado Hombre Solar o como también se le conoce el Hombre Cósmico, un vitral enorme que es la imagen más representativa y conocida del Cosmovitral, está ubicado en la puerta principal y ubicado al occidente, puesto ahí con toda exactitud e inclinación porque cada equinoccio del año, que son el 21 de marzo y el 21 de septiembre, el sol al ponerse pasa directamente por esa magna obra para despedir el día, aquel día en el que el sol se encuentra en el grado “0” en la latitud terrestre, ese día se puede admirar desde dentro de este jardín botánico cómo el sol pinta de colores este vitral en el que se encuentra un hombre ardiendo en llamas con los brazos abiertos y las piernas juntas, aludiendo al conocido Hombre de Vitrubio que fue dado a conocer por Leonardo Da Vinci y que es un estudio de la estética y la proporción del cuerpo humano.

Después de apreciar y embelesarse de esta obra, seguiremos caminando por el lado occidente hasta la esquina con el norte, en donde volvemos a ver a un águila y al frente a un búho, y comienza una lucha frenética entre los dos, lucha encarnizada uno por defenderse y el otro por poseer, y al final de la misma batalla, el que sale victorioso es el ave oscura y el águila muere.

Porque muere, nos preguntásemos, pues recordemos que nos encontramos nuevamente en el ala norte, en el ala de menos luz solar y en donde la oscuridad gana, y así comienza nuevamente la carrera de la lucha entre la oscuridad y la luz, en la que los dos sucumben uno al otro todos los días de la historia cósmica, y regresamos a esa línea rosa de la que párrafos anteriores cité y la evolución comienza nuevamente.

Tenemos de la misma forma un plafón que corre entre oriente y occidente, recordemos que en occidente tenemos al hombre solar, y en lado occidente a Andrómeda, que se reconoce como la mujer y de estas dos obras por el plafón se desprenden del lado de Andrómeda hacia el centro del plafón óvulos para fertilizarse, y del lado del hombre solar, espermatozoides dirigidos de la misma forma hacia el centro de este jardín, llegando al mismo tiempo al centro del mismo en donde se plasman juntos en un símbolo por más conocido de la dualidad como lo es el llamado Ying Yang, en donde se mezclan y fusionan para la creación de la vida.

Así de magna es la obra que estoy citando y faltaba exponer algo que ahí se encuentra y pocos conocen, en uno de los vitrales de la zona de occidente, en el recorrido que propuse por dentro del mismo jardín botánico, antes de llegar al hombre solar hay varias caras de hombres, una de ellas con el cabello más largo que los demás y con una nariz prominente, es un autorretrato que ahí plasmó el maestro Flores, que de forma discreta esconde para que esté y no todos lo reconozcan, pero vale la pena el precisarlo porque no es posible que se quiera pasar desapercibido después de regalarnos esta magna obra de arte.

No quise en este artículo ilustre lector hablar de la historia, las dimensiones y los tiempos en los que se hizo y se logró esta obra, ya que eso se puede encontrar en diversos medios, mejor quise explicar el motivo que más representa y se plasma ahí; HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER, @tubalcain.garza

Leave a reply