BARRERA

EL RIDICULO “INCREMENTO” DEL TURISMO

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Nos encontramos a solamente unos días de que se desarrolle el quinto informe de gobierno de la república por nuestro presidente, el licenciado Enrique Peña Nieto, y hemos sido bombardeados no con misiles como los que detona casi todos los días Corea del Norte, pero si con información por un lado nada creíble y que no hace otra cosa más que distraernos de las verdaderas situaciones que acontecemos los mexicanos día a día.

Se habla de las bondades de los programas sociales, de las escuelas, de la creación de empleos, de la seguridad, de la calidad de vida, de la educación de excelencia, de que el sistema de salud se encuentra en la punta del éxito, en fin, todo lo que vamos a escuchar el dos de septiembre en voz de nuestro presidente, aunque el informe como tal sabemos se tiene que entregar un día antes y que hace ya muchos años no vemos al jefe del poder ejecutivo nacional, acudir al congreso de la unión a rendir un mensaje, ahora lo hace llegar a través de un tercero, en este caso el secretario de gobernación solamente, casi casi a la ventanilla de oficialía de partes, que es lo mismo que darlo en manos de los diputados y dar la vuelta, hasta el otro día se arregla un mensaje Adoc para el presidente, con sus invitados, en un lugar en el que se sienta cómodo, hablará de lo que ha sido su gobierno, y solo escucharemos cifras positivas, de lo bonito que ha sido y punto, no hay una verdadera comparecencia que claro está no es obligatoria según las leyes, pero si es algo que los mexicanos nos debemos de merecer, y que tampoco tendremos.

Se dice que dicho mensaje presidencial un día después de haber entregado el informe del estado que guarda la nación, ya no lo hará con el formato de diálogo con jóvenes y sociedad, que hay que acotar que era muy seleccionada sino ahora será un tipo de discurso en donde asistirán -se espera- la clase política nacional, diputados, senadores, presidentes de partidos, gobernadores, en fin, se dice que estarán presentes aunque dudo que se encuentren todos.

Existen tantas neblinas en esto, que no se ha tocado el tema de la gasolina, un tema que a todos los mexicanos nos compete y que debería de hablarse de frente, pues en este nuestro espacio ilustre lector de forma breve porque no soy especialista en tema, hay que recordar que de las siete refinerías de este combustible, seis se encuentran en México y una en Estados Unidos, particularmente en el estado más petrolero de nuestro vecino, en Houston, y que al haber sido atacado brutalmente por inclemencias naturales que hizo destrozos muy graves, el combustible en ese país, primeramente aumentó un siete por ciento inmediatamente por el desabasto que existe y luego un tres por ciento, o sea simple aritmética nos dice que es un diez por ciento que los combustibles en dicho país subieron y que sin duda afectará el precio de nuestros combustibles, y si se da hasta los chiles verdes de la recaudería aumentarán de precio, no así lo raquíticos salarios.

Parece un país como lo vislumbraba la María Antonieta, desde el palacio de Versalles en el siglo XVIII, pero no, la verdad es que no es así.

Es verdaderamente ridículo que nuestra nación siempre ha sobrevivido de tres puntos fundamentales, y que son de dar vergüenza, el primer ramo son las remesas que nos mandan los mexicanos que viven en el extranjero, fundamentalmente en el país del norte, y que entre todos nos mandan alrededor de 24 mil millones de dólares, o sea vivimos irremediablemente de nuestros mojados antes que otra cosa, el segundo del cual subsistimos es del petróleo, y el tercero es el turismo, no es posible que sigamos subsistiendo de los ilegales, de nuestros recursos naturales y de la ociosidad y distracción, eso es verdaderamente penoso.

Cuando podemos hablar de que vivamos de exportaciones, de la ciencia y la tecnología, de la calidad de universidades, de hospitales, de que los demás de 196 países nos volteen a ver con ganas de comprar o invertir en México, no, seguimos explotando a la naturaleza, la ilegalidad y el ocio.

Toda esta introducción es en esta ocasión con el motivo de que el gobierno de la república se está pavoneando de que el turismo ha crecido de forma inconmensurable, que llegamos a cifras increíbles a nivel mundial, y bueno, eso de que nos sirve, me preguntaría yo.

Se dice que desde el dos mil trece este número ha crecido inconmensurablemente, y son verdaderamente cifras inusitadas, ya que se dice que del 2013 al 2014 los turistas pasaron de 23.2 millones 29.4 millones, en solo un año lo que nos precisa la estadística de sus números que fue de un 25 por ciento de aumento sin duda que como cifras suenan muy bonitas, pero lo que no dicen es la forma en la que esto se logra, sí año con año dicen que en épocas vacacionales se encuentran por lo menos al novena por ciento, de dónde sacan que hay un 25 por ciento más de turismo, nunca se habla de que exista un mayor número de algo básico y que debe de ser tangible, como lo es simple aumento de habitaciones, eso no existe.

Lo más ridículo es que estas cifras las han modificado de la siguiente forma, se dice que los turistas extranjero han aumentado y los corroboran que así ha sido, pero lo que pasa es que ahora se toca como “turistas” a todos los mexicanos que viven en el extranjero tanto los legales como los ilegales que entran a nuestra nación, cuando no deben de ser tomados como turistas extranjeros, se les llama mexicanos, pero para ellos y una niebla de las cifras es que son “turistas extranjeros”, que ridículos los tecnócratas que pretenden darnos cifras no reales.

Según un documento de la secretaría de gobernación dice: “Con la finalidad de disponer de una estadística más precisa de las entradas al país de mexicanos residentes en el exterior, el Comité Técnico Especializado de Estadísticas Económicas del Sector Turismo acordó incorporar como fuente de información complementaria a la estadística de viajeros internacionales a partir de 2013, el número de mexicanos con residencia en el extranjero que ingresaron al interior del país en vehículos con placas foráneas importados temporalmente, el cual se obtiene a partir de registros administrativos”, lo que da a conocer que no ha habido un aumento de turistas, sino solamente ajustes simplemente estadísticos.

Y por ende podemos decir que el incremento del turismo, si se toma en cuenta a los “turistas” que son mexicanos que viven fuera de nuestra frontera, pues sí existe un número mayor, pero eso no quiere decir que haya más habitaciones, mayores infraestructuras, ni mucho menos más empleos o riqueza al respeto, es solamente una ruin y vil cortina de humo, esto en el tema que hoy todo, pero en muchas cosas más que seguiremos desbastando.

HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

Leave a reply