guionbajoatole

Barrera

ENTRE MÁS GLOBEROS FUTBOLEROS

Y GUADALUPANOS MÁS BORREGOS

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Nos encontramos solamente a que en una semana, el próximo lunes, arranquen clases veintisiete millones de estudiantes de educación básica, media superior y normal con lo que ya se encuentra con toda su fuerza y vigor el ciclo escolar 2017-2018, ya que algunos desde hace dos semanas y unos entraron hoy, para que al final de cuentas dentro de ocho días ya se encuentren todos capacitados en seguirse ilustrando en su educación y dejen de estar de ociosos y cito ociosos no por lo que son, sino por el deficiente sistema educativo que para desgracia tenemos en México.

Y al respecto es la columna que en este momento estoy escribiendo, en el sentido de que es una verdadera pena, algo que lamento hasta el tuetano de mis entrañas y yo creo que de padres de familia y de los propios estudiantes de saber la verdadera y real composición que se tiene con el calendario escolar del próximo año que más allá de dar asco y lástima, da pena y aun así nos pretenden los gobiernos hacernos pensar que somos un país de primer mundo, pues ni en las caricaturas.

Imagínese ilustre lector, de que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Educación Pública que enarbola el secretario que sabe “Ler”, que es Aurelio Nuño, ha negociado con los espacios “académicos” de México, tanto públicos como privados los días que van a dar clases, el tiempo de los mismos y como algunos llevarán al límite máximo y ridículo de 200 días al año, y el menos que será de ciento ochenta y cinco días, algo verdaderamente decepcionante para los mexicanos.

No entiendo cómo es posible que se diga que se puede negociar con las escullas un período de hasta quince días o dos semanas hábiles de clases si las hay o no, es inadmisible que esto suceda en un país que clama ante todo de mayor compromiso de nuestras autoridades educativas, en lugar de seguir siendo solapadoras.

Si tenemos el conocimiento de que según el calendario gregoriano que es el que nos rige consta de 365 días, más uno cada cuatro años, de donde podemos hacer entender a una sociedad cuerda y en sus cabales, de que nuestras nuevas generaciones estudian cuando mucho doscientos días y de ahí muchos menos, o sea casi la mitad del año no van a asistir a las aulas.

Me queda bien claro que los pueblos ignorantes son los borregos de los gobiernos, y eso ha sido en toda la historia, es la misma siempre al pasar de los años, y en México que es fundamentalmente un pueblo globero, futbolero y guadalupano, es lo que sucede, nos seducen, nos hipnotizan y nos idiotizan con esas cosas para no caerles con la pregunta que todos los que no tienen por el pescuezo tiemblan y no es otra de la pregunta básica: “por qué”, cuando todos ellos son carentes e impotentes de dar explicaciones, mientras nuestra sociedad siga solamente idiota en la televisión viendo partiditos de futbol cada semana, a la dicha selección nacional que antaño y bien reconocido eran los “ratones verdes”, mientras se la pasen viendo telenovelas idiotas y los  bodrios de los cultos religiosos nunca vamos a salir del agujero, seguiremos rumiando como reses.

Y teniéndonos así, se aceptan miles de millones de pesos para mantener nosotros  a los partidos políticos, para pagar a los funcionarios electorales que ganan dinero como si fueran faraones y un circo de tres pistas como el peor burlesque y que todos mantenemos.

Me queda bien clarito que no es lo mismo educación que cultura, son cosas totalmente diferentes, en la escuela a los hijos se les tiene que dar conocimiento, se les tiene que dar capacitación y es en todos los niveles, pero eso no es cultura, eso no es ética de comportamiento, eso no es formación, ésa se da en los hogares y de todo ello es una gran responsabilidad de las familias y que claro está que tienen que hacer su papel, pero la primer parte antes citada compete a las escuelas, en lo que con lleva a la formación académica.

Y si tenemos un sistema educativo tanto público como privado que mantiene la batuta del gobierno federal con estas guebonadas de estudiar 185, 195 o máximo 200 días del año, pues realmente hay que ponernos a llorar.

Bueno en pleno siglo XXI la SEP es la que está definiendo los tipos de calendarios, de 185 días de clases a las escuelas que cuentan con una ruta de mejora, que al final de cuentas no se a que se refiera pero eso sí, sabemos que concluyen clases el 25 de junio, las otras aún no se dan a conocer, pero en esta se encuentran en “veremos” unas de otras.

Ah pero eso sí, ya existe un calendario de todas las suspensiones que va a haber, como lo son ocho días de suspensión de labores como lo son el 2 y 20 de noviembre, el 25 de diciembre, el 1 de enero, 5 de febrero, 19 de marzo y 1 y 15 de mayo, que son ley, casi como si fueran sagrados esos jijjos días y no comiéramos.

Además de tres periodos vacacionales, “para que eso de la gueva no decaiga” como lo son del 21 de diciembre al 5 de enero por celebraciones “navideñas”,  de 26 de marzo al 6 de abril en las vacaciones netamente idiotas de “semana santa” y todas las que se tienen en los periodos de receso como el que estamos pasando el próximo año.

Y claro, me olvidaba  que cada último viernes de mes tienen una vacilada que no se para que sirven pero ellos le llaman Consejos Técnicos y que claro, tampoco hay clases, así de jodido está el sistema político educativo mexicano, pero mientras nosotros aplaudimos que le va bien a la selección, no dejaremos nunca de ser viles borregos; HASTA AQUÍ MIX LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER; @tubalcain.garza

 

Leave a reply