guionbajoatole

Barrera

ROMEO Y JULIETA, LA HISTORIA DE UNA TRAGEDIA

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Por el momento por hoy, quiero dejar a un lado la burda política, a los curas y al futbol, ya que los comentarios sucedidos día a día que más que nos enaltecen, nos opacan hoy quiero hacer honor al espíritu puro que todos tenemos , algunos más excelso, otros más interno, pero que debemos de hacer todo lo posible por encontrarlo.

Brillante, magna, impresionante y cautivadora, son solo algunas de las palabras con las que puedo definir lo que fue el pasado fin de semana la puesta en escena de la Obra de Romero y Julieta de De Charles Gounod que tuvo como sede el Teatro Morelos de la Ciudad de Toluca en dos presentaciones, que fueron responsabilidad de la Orquesta Sinfónica mexiquense y del Coro de la Orquesta Sinfónica del Estado de México, que por tres horas mantuvieron a los miles de asistentes en cada una de ellas enamorados de una de las Bellas Artes que ha logrado el ser humano traducir como parte de su divinidad, como lo es la música y la ópera.

Cabe señalar que este evento al que fue convocada la sociedad no tuvo costo, sí un orden en contar con un boleto que anteriormente se tenía que haber acudido por él para tener control de la sala y agradable fue ver a familias enteras inmiscuirse en la cultura que es parte fundamental de lo que nos hace a los seres, realmente Ser.

Esta obra ilustre lector está basada e inspirada en la magna obra de William Shakespeare de 1597 de Romeo y Julieta, que no es más que un enaltecimiento al sublime sentimiento del amor que se tuvieron dos jóvenes a pesar de la oposición de sus respectivas familias y que deciden llevar su amor hasta los máximos límites contraindicando dichas rivalidades de una forma clandestina, pero que las sombrías fatalidades comunes y animales de su entorno, lo lleva de lo sublime del amor a la muerte, que uno puede ser trágico pero era la única forma de verdaderamente ser el uno para el otro en la eternidad.

Esta obra ha sido reconocida como de las magnas cinco más grandes en la historia del hombre, por ello que no quiero en este espacio desbastarla, sino invitarlo a que la conozca y sepa de qué le estoy comentando en nuestras líneas.

Quiero referirme particularmente a esta puesta en escena que como repito fue con esa inspiración del escritor inglés pero escrita para escena por el francés Charles Gounod en 1867, básicamente es una ópera y reconocida como dentro de las mejores cien que existen en la historia universal, siendo de forma particular la mejor quinta en Francia.

Este compositor francés obtuvo primero elogios con la obra Fausto, de lo que escribió ocho óperas más como es la que nos atañe, ya que una de las obsesiones más reconocidas del autor era llevar esta obra literaria a la ópera y que lo hizo de una forma brillante y espléndida como fue el musical una de las obras más reconocidas de Shakespeare y que proyectó a los diecinueve años este brillante francés.

Al analizar la obra literaria y las obras que ya se habían hecho solamente musicales, logra diferenciar las situaciones secundarias que claro está en un libro uno se puede dar el lujo de precisar, pero no así para una ópera que cuenta con menos tiempo, que deja a un lado todas las escenas secundarias y se basa fundamentalmente en el que considero romance cautivador que al final de cuentas es el único de la trama del escritor inglés, tan así fue la intensidad de esta obra que Gounod le escribe a su mujer desde la Riviera Francesa a expresar que Romeo y Julieta lo habían hecho sentir como si hubiera vuelto a los veinte años.

Dicha obra se estrena en el año de 1867 en París y en menos de un año atrajo las audiencias de grandes ciudades europeas como Inglaterra, Bélgica y Alemania, llegando a que en el escenario subieran “espontáneos” que en su momento hicieron esos papeles en pleno escenario, ya que los papeles los sentían suyos y sin duda “claro que lo eran”.

En la puesta en escena en el Teatro Morelos de la Ciudad de Toluca se contó con la brillantísima participación del Director Invitado, de lujo el Maestro Enrique Patrón de Rueda, que por su brillante carrera desde 1981 ha sido Director Titular de la Orquesta de Teatro del Bellas Artes, y que tiene 36 años que fue galardonado con la medalla de CONACULTA como director del Opera, brillante la participación de Angélica Alejandre como Julieta, de Andrés Carrillo como Romeo, Ricardo López como Capuleto, de José Miguel Valenzuela como Fray Lorenzo, Stephano a María Sofía, Teobaldo a Héctor Valle, a Rosa Muñoz como Gertrude y a Jorge Rubalcaba como Mercutio, dentro de más de sesenta cantantes y actores en escena.

Y no podemos dejar a un lado a los noventa integrantes de la Orquesta sinfónica Mexiquense que deleitaron con esas siete notas existentes en la escala de Do esta inigualable obra.

Finalmente quiero hacer un reconocimiento al Gobierno del Estado de México por esta difusión de tan bella obra a través de la Secretaría de Cultura y de forma particular de los titulares de las diversas carteras que se encuentran al frente de forma directa de las obras que se presentan en el teatro Morelos por difundir obras magnas, bellas y que enaltecen el espíritu, por ello desde este nuestro espacio mi agradecimiento y mi reconocimiento por la calidad de este y muchos eventos: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS; mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

Leave a reply