barrera-n-620x420-2

Barrera

 

OTRO PROBLEMA PARA MEXICO A

LA VUELTA DE LA ESQUINA

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Existe una verdadera bomba de tiempo en nuestro México, una más a parte e la inseguridad, del narco, de corrupción, de ladrones de cuello blanco, ahora es de que nos estamos haciendo viejos.

El envejecimiento de la población es un fenómeno de análisis, y más que para preocuparse, es para ocuparse, como lo dio a conocer la Secretaría de Salud, quién afirma que este es uno de los grandes retos y desafíos, ya que dentro de sus estudios se da a conocer de que en las próximas tres décadas 21.5 por ciento de las personas serán mayores de 60 años, lo que se suma al reto del sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas, así como a que en la actualidad, todavía para muchos, el derecho a la salud es sólo aspiracional, y estos comentarios no los sacamos los medios de comunicación de las mangas, sino que los dio a conocer el Secretario de Salud del Gobierno Federal.

No se hasta donde llegaremos, con estos gobernantes que desde hace algunas décadas nos patrocinan, de todos los niveles de gobierno y de los tres poderes, no hay nadie que se salve y que verdaderamente se pueda hablar de un trabajo prístino, se ocupan de tanta cosa tan absurda, que lo que es importante siempre lo dejan a segundas opciones y muchas veces ni siquiera hacen nada.

Nos cansamos los medios de comunicación con hablar al respecto, ya miles de palabras al sobre esto de lo idiota que es el mantener a los partidos políticos con dinero de todos nosotros por ejemplo el dichoso proceso electoral del domingo que nos cuesta 30 mil millones de pesos, cuando ellos deberían de sostenerse solamente de aportaciones de sus militantes, ya que si alguien cree en ellos, pues quienes deberían de pagar su manutención, no todos nosotros, ya basta de estar robando en despoblado con las verificaciones vehiculares cuando se sabe que no son la causa fundamental de la contaminación sino las empresas, pero claro, siempre la sociedad es a la que se le carga la mano, se sacan a la manga impuestos y aumentos de los mismos, y eso ha sido en toda la historia, tan solo recordemos que en el siglo XIX en época de crisis Antonio López de Santa Anna para sacar recursos económicos cobraba impuestos por puertas y ventanas de las casas, así como por perros que tuviesen, así de absurdo son los impuestos, y en el siglo XXI vemos que las cosas son iguales.

Y de las cosas importantes ni las voltean a ver nuestros gobernantes, tan solo veamos que somos un país de los más importantes en la explotación de petróleo, y veamos lo que pagamos por litro de gasolina alrededor de 20 pesos, misma que tenemos que importar de Estados Unidos ya que allá está el negocio de la elaboración de la misma con la materia prima que nosotros le hacemos llegar, veamos la carente situación en la que se encuentra el campo, desolado, abandonado, seco, muriendo y con él la producción de alimentos nacionales y toda la gente que de ello vive, nefasto el servicio en la que se encuentra la educación básica, los servicios de salud, en fin, por donde veamos  las cosas se encuentran del cocol.

Otra bomba de tiempo de que están a punto de explotar y que lo mismo, los gobernantes no ven, o no quieren ver, ya que como ellos solamente están por algunos años que les precisa la constitución no les importa nada, ya que concluyendo sus períodos se lavan las manos y llegan otros y hacen lo mismo, dicha bomba de tiempo y que repito no quieren ver, es que está creciendo el número de jubilados, aquellas personas que después de tiempo de trabajar para el sistema gubernamental, solicitan su jubilación, cobrando hasta su muerte su salario sin ser productivos en nada, el mundo a razón de las tecnologías científicas sabemos que la tasa de mortalidad cada vez es más longeva, o sea las personas mueren cada vez de más años y por ende alguien que haya comenzado a trabajar por ejemplo a los veinte años y así trabajan durante treinta años y a los cincuenta se jubilan, si tenemos el antecedente de que la taza de mortalidad en promedio es de setenta y seis años, quiere decir que el gobierno los mantendría sin trabajar durante 26 años en promedio, y claro esto es un derecho que los trabajadores tienen. El problema es que cada vez son más los que se jubilan y tienen que ser mantenidos por los que vienen detrás de ellos y cada vez al aumentar el número de jubilados, los gastos son mayores y ya comienza el gobierno mexicano a sucumbir al respeto.

Se han presentado demandas por recursos pendientes de comprobar al Seguro Popular de los estados de Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Tabasco y Veracruz. Sobre este último estado, se comentó que el faltante asciende a 670 millones de pesos.

Aunque la cobertura de servicios médicos ha aumentado y está reconocido que el de la salud es un derecho humano, igualador social y requisito indispensable para el desarrollo de las capacidades de las personas, así como un elemento de inclusión y de estabilidad social, todavía para muchos mexicanos, en la vida real, sigue siendo un derecho aspiracional.

Los avances que se han registrado en el país en materia de salud, como el aumento en la expectativa de vida y el cambio en la presentación de las enfermedades que pasaron de ser infecciosas a problemas crónicos, cada vez más prevalentes, entre otros la diabetes, afecciones cardiovasculares y cáncer.

La disminución de 18 por ciento de la mortalidad materna entre 2012 y 2017 y de 6 por ciento en la infantil y se han invertido más de 24 mil millones de pesos que se ha realizado para la compra de más de 320 millones de dosis de vacunas para la prevención de enfermedades y en algunos casos, incluso, de su eliminación.

La reducción de enfermedades como el dengue y el descenso de 9 por ciento en la mortalidad por accidentes de tránsito en lo que va de la actual administración, así que como podemos ver ilustre lector es una bomba de tiempo este problemita que puede transformarse en problemón; HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.con.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

 

Leave a reply