barrera-n-620x420-2

Barrera

PARTIDOS LE APUESTAN AL “VOTO DURO”

(PRIMERA DE DOS PARTES)

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Como todos sabemos esta semana arrancaron las campañas por todos los rincones de la nación, sin duda que la que más llama la atención es la presidencial, pero es la más flaca por la calidad de candidatos, que aún no convencen y ya tienen menos de noventa días para pretender convencer al electorado mexicano que es de más de 89 millones de connacionales con credencial para votar según la lista nominal, aunque sabemos que el que siempre gana es el abstencionismo.

En fin ilustre lector, el tema que hoy pretendo devastar en este nuestro espacio, es la confianza que los partidos le tienen a su dichoso “voto duro” algo que sabemos que es utópico y que peor para ellos es una irrealidad que no quieren ver que se da.

Los datos que vamos a presentar no son encuestas, porque sabemos que esas siempre se venden a mejor postor, o sea como diera Agustín Lara en una de sus obras “vende caro tu amor aventurera”, sino de datos estadísticos con respecto a pasadas elecciones federales y como se ha modificado las cifras de los votos con respecto a los partidos políticos.

En las presidenciales en las que ganó Fox que son las del dos mil, se llevó la silla codiciada de los Pinos con quince millones novecientos mil votos, su sucesor que fue en el 2006 con lo que se da la “docena trágica” de los dos gobiernos panistas, éste segundo con Calderón bajó a solo quince millones, prácticamente un millón menos y en la del dos mil doce se dio con diecinueve millones doscientos mil votos con lo que regresó el tricolor a gobernar la nación, éste aumento se da tal vez en proporción por los candidatos que contendieron pero más que eso por el número de votantes que claro está eran muchos más los registrados, según los porcentajes y por la calidad de los candidatos se tiene que ganar por lo menos el que pretenda gobernarnos el siguiente sexenio que inicia el 1 de diciembre entre 16 y 18 millones de votos a su favor, y esa es una verdadera tarea titánica si analizados la lastimera situación que tienen los partidos hacia su interior.

Se dice que el PRI cuenta con ocho millones cuatrocientas mil personas militantes y simpatizantes que votarían por su candidato ya que con respecto a las pasadas elecciones presidenciales ha aumentado apenas un 2 por ciento, lo que son alrededor 191 mil votos más, el PAN contará si las cosas se dan como ellos esperan con siete millones setecientos mil votos con una caída del 14 por ciento por la salida de Margarita y lo que ello arrastra, pero el que se encuentra en la banca desolado es el PRD ya que Andrés Manuel y Morena los han dejado sin el 28 por ciento de su “voto duro” que se han ido a besar otra bandera, quedando solamente con dos millones seiscientos mil votos, claro, si en las urnas sufragan por ellos, perdiendo prácticamente un millón de votantes.

La ventaja que tienen las dichosas alianzas que apoyan a un candidato en común se la lleva Anaya ya que contará con los votos del PAN y PRD sumados llegarán a nueve millones cien mil, un poco más de la mitad necesaria, pero que de la misma forma no es suficiente, y el PRI pues se quedará con sus ocho millones y casi y medio, ya que los lastimeros partiduchitos que lo apoyan como sanguijuelas no sirven para nada.

Imagínese ilustre lector gobernar a un país con ciento veintisiete millones quinientas mil personas con alguien que gana la silla presidencial cuando mucho con 18 millones es no representar nada, pero así de pitera es la democracia mexicana, que nos la han venido como el non plus ultra y no es más que un circo de tres pistas.

A que le apuesta por ejemplo el PRI, pues a su maquinaria territorial que claro está muy desgastada, pero hay que reconocer que es el único partido que tiene lo que ellos llaman Comités Seccionales que es una miniestructura de lo que es su partido a nivel municipal, estatal y nacional, o sea tienen presidente, y todos los secretarios que conforman a este partido a nivel seccional, lo difícil es mover el día de la elección a esa maquinaria el país se conforma con 68 mil 436 secciones electorales, de las cuales el voto duro que tiene el PRI y en las que no ha perdido es en 7 mil 451, el PAN  en 5 mil 367 y el PRD en mil 61 de ellas solamente.

Otra de las estrategias que ya todos nos sabemos es que el día de la elección antes de que habrán las casillas o sea a las ocho de la mañana ya estén formados ciudadanos esperando que se instale, ya que la ley dice que si ese día no llega algún funcionario o funcionarios de casilla se conformará con los primeros formados para poder abrir, por ello varios militantes partidistas son los que se encuentran formados a primera hora para en su caso ser designados de forma urgente para instalarse y no digo que de una forma malévola para manipular los votos, para nada y que quede claro, sino para checar que todo se haga conforme a la ley y tener presencia.

Son varios los métodos que los partidos tienen para hacer que ante todo sus militantes salgan a votar el día de la elección, pero para nada que eso garantice el que voten por ellos, si al final de cuentas no los convencen sus respectivos candidatos, porque ya se da el fenómeno de que no se vota ante todo por el partido, la militancia ha madurado, ya no se come con tanta facilidad el anzuelo de votar por el abanderado que sea de su partido, sino ya ve a la persona y bueno de ello estamos bastantes carentes de ver como sus gallo a los mejores hombres o mujeres a los miles cargos de elección popular que se definirán el próximo 1 de julio, mañana seguimos con este tema tan difícil de poderlo entender: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

Leave a reply