guionbajoatole

Barrera

CON DISCIPLINA, SACRIFICIO Y CREATIVIDAD

LA UAEM ENTRENTARA EL 2018: ALFREDO BARRERA

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Sin duda que lo que fue la noticia más comentada en esta semana, que está por terminar, y otro mes en un par de días, son las declaraciones del Rector de la Universidad Autónoma del Estado de México, el Doctor Alfredo Barrera en el sentido de la preocupación que existe en las universidades públicas del país por el bajo presupuesto que los diputados están programando aprobar para el próximo año.

Un gran estupor está sucediendo en la educación superior pública en el país, como lo son todas las Universidades Autónomas, esto por las políticas económicas que se tienen para el presupuesto del próximo año para la educación de este nivel, ya que todo se va  a quedar como en este dos mil diecisiete, o por lo menos, es lo que los diputadillos pretenden que suceda, aunque aún falta que se diga la última palabra.

Textualmente a esta situación, el Rector de la Máxima Casa de Estudios Mexiquenses, el doctor Alfredo Barrera dijo: “Con mayor disciplina, sacrificio y creatividad, así como una actitud crítica, autocrítica, voluntad e imaginación, la Universidad Autónoma del Estado de México afrontará la insuficiencia y probable inestabilidad de recursos económicos para 2018”.

Y es que como precisamente lo explicó el monto de los recursos del subsidio federal para el próximo año, es semejante al presupuesto actual, lo que responde al impacto inflacionario, eventuales riesgos económicos de corto plazo, como volatilidad financiera, variaciones en el mercado petrolero, así como las urgencias de infraestructura agudizadas por los recientes sismos.

Claro que a México todo lo testerea como en su momento, Agustin Cartens dijo, cuando estaban mal las finanzas de Estados Unidos, que México iba a sufrir una pequeña gripa, cuando coloquialmente hablando, lo que le dio fue una verdadera neumonía.

Por este motivo, en esta misma semana, representantes de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior mejor conocida por sus siglas como Anuies y de la Secretaría de Educación Pública se reunieron ante esta terrible situación que se vislumbra para el dos mil dieciocho si los diputados no hacen nada para contrarrestarlos.

El primer acuerdo al que se llegó entre rectores y autoridades educativas del gobierno federal fue la del compromiso de que en esta misma semana se gestionara atención y apoyo para universidades estatales que están en quiebra técnica, pues no cuentan con recursos en algunos casos ni para cubrir sus nóminas, un problema que se extiende y agrava.

Los que se dieron cita fueron el subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara Guerrero, y el secretario ejecutivo de la Anuies, Jaime Valls Esponda, además de los Rectores de las Universidades más afectadas como lo son las universidades autónomas de Morelos, Zacatecas, Estado de México, Nayarit, así como los de la Juárez de Tabasco, Benito Juárez de Oaxaca y la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, haciendo entre todos un reclamo válido de que esto no puede seguir así.

Tan importante es este grupo de universidades que en su conjunto, ilustran, capacitan y atienden a más de doscientos mil estudiantes que están en la última fase de educación académica luego de décadas de poder culminar sus estudios y ser gentes que trabajen y apoyen en el engrandecimiento de esta nuestra nación y no  lo hacen en las condiciones más favorables por la carencia de finanzas, ya que no cuentan con recursos para cubrir los pagos de profesores y trabajadores administrativos, lo que ha derivado en paros de labores en algunos casos, que truncan el desarrollo de esta loable labor como lo es la educación de un país que clama por mejor excelencia de parte de profesores y de estudiantes y que hacen todo el esfuerzo sobrehumano para que esto sea así.

Por ello, en esta reunión el tema toral no fue otro más que la solicitud de la Secretaría de Educación Pública, así como el apoyo de la Anuies para poder hacer frente a estos graves y críticos problemas financieros, cuya génesis, entre otros factores, es que por décadas han crecido las nóminas universitarias sin las autorizaciones presupuestales respectivas y a la progresiva disminución del gasto en la educación superior en el país, algo totalmente ilógico ya que la exigencia mayor de las universidades es que por lo menos los presupuestos crezcan en el mismo tenor a cómo crecen sus demandas para brindar los servicios que la comunidad universitaria se merece.

Cabe señalar que varios rectores comentaron que apenas han logrado solventar el pago de la segunda quincena de octubre y que carecen de lo acordado para este presupuesto, para lograr terminar hasta el último día de este dos mil diecisiete, en algunos casos más de 500 millones de pesos, solo para pago de nóminas y lo que se viene como lo son las prestaciones, que por ley se tienen de fin de año de los administrativos y académicos universitarios, y claro los salarios de los meses de noviembre y de diciembre, que en este caso, son inexistentes y que urgen, varias universidades han sufrido retención de participaciones federales por la deudas que ya se tienen, y son de millones de pesos con sus trabajadores de todos los niveles.

Ya se han tenido acercamientos con la Secretaría de hacienda y con la Comisión de Educación de la  Cámara de Diputados del Congreso de la Unión para poder resolver estos graves problemas, ya que la calidad educativa de los docentes, así como el empeño de los estudiantes tienen toda la valía de ser apoyados no con lo más importante que puede existir como lo es la vocación y la voluntad de poder, que claro está que se tiene, sino, con el recurso para poder mantener estos niveles que se encuentran en la cuerda floja y no porque ellos no pongan de su parte, ellos hacen todo lo que sea necesario para justificar estos apoyos de parte del gobierno federal.

Básicamente se les está pidiendo tanto a la Secretaría de Hacienda, como a los diputados federales a que se mantenga sin recortes financieros el gasto ordinario para la Educación Superior, en específico para las Universidades Públicas del país, y claro está que los recursos que se conocen como extraordinarios para el presupuesto de egresos del dos mil dieciocho se aumenten con respecto a la inflación y el crecimiento de las necesidades de dichas instituciones.

Y bueno, la cereza en el pastel de esta reunieron entre los recortes universitarios con más problemas económicos y con los funcionarios de la SEP, es que la semana próxima se reúnan con los diputados federales que al final de cuentas son los que tienen la última palabra en estos rubros y entiendan en conciencia la importancia de dicha solicitud: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

Leave a reply