guionbajoatole

Barrera

LA CLASE DE DIPUTADETES QUE TENEMOS

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Venimos de sismos que nos van a costar o nos están costando 48 mil millones de pesos y que el gobierno tiene que dar la cara de arreglarlo, y claro, con nuestro dinero, y es dinero muy válido que sea destinado para estas obras, ya que es para nosotros mismos al final pero se ha hecho ojo de hormiga con eso de recortar el presupuesto para las próximas elecciones que superan los treinta y un mil millones de pesos, en síntesis, si se decidiera que los partidos vivan solo a sus costillas y no a la de nosotros y el INE fuese mantenido por los propios partidos que son de quienes deberían de pagar, casi nos saldría en nada la reconstrucción de este país, , pero este gobierno parece de esos borrachos locos que llegan a las cantinas y dicen: “Yo pago todo”, y no es así, ya que la realidad que se vive en nuestra nación no se puede dar esas complacencias.

Un idiota diputado federal que ni del nombre me acuerdo, pero sí que solo acabó el nivel de bachillerato y se creé ser un representante popular, dijo la semana pasada que los profesionistas deben de estarse acreditando cada ciertos años, cuando en primer lugar aquellas personas que ya tienen su cédula profesional ya cuentan con este aval, y él es el menos que tiene capacidad para decir algo así, ya que apenas acabó la prepa, y nunca ha tenido en sus manos lo que se siente tener un título, ni siquiera de licenciatura, es el que pretende idiotamente poner esto como obligación.

Pues en fin, por qué no revertir estas cosas, por qué no ponernos los mexicanos que los mantenemos a nuestros diputadillos a exigirles que hagan su trabajo, que se encuentren capacitados para legislar y más aún que para las próximas elecciones del 2018, ya habrá posibilidad de que ellos se reelijan, claro que esto lo aprobaron ellos mismos, y va en contra de la bandera que causó la guerra de la revolución mexicana y costó veinte millones de muertes, o sea el veinte por ciento de la población mexicana de aquellos tiempos, y ahora a 117 años de este suceso, se olvida y ahora se pretende la reelección.

Yo quisiera ver que diputadillo se pretende reelegir para verdaderamente apabullarlo con párrafos de esta columna, ya que es el único medio que tengo para exhibirlo si en su transcurso de legislador hizo algo que valiera la pena y pretenden perpetuarse no uno, ni dos, sino hasta tres periodos que la nueva ley, que ellos mismos hicieron, les permiten.

De qué sirve mantener a estas quinientas gentes que se dicen “representantes populares” y que según la teoría son los que legislan, o sea los que abolen modifican o crean las leyes que en su momento requiere la nación y con este poder pretenden idiotamente vendernos que lo que queremos es que se puedan reelegir, cuando lo que queremos más que eso es que haya menos de esas parias que solo levantan dedos para aprobar y nunca escuchando a sus representados, solo escuchando a sus partidos políticos, o a sus grupillos tenebrosos que es lo que es mandan hacer, en eso para desgracia de este jodido México, se ha convertido este poder del estado, uno de los tres que lo constituyen, seríamos bastante idiotas si nosotros los mexicanos de calle, los desposeídos hijos de Eva votáramos por alguno de ellos que pretende reelegirse.

Y bueno, para muestra un simple botoncillo, saben cuentas iniciativas de ley se encuentran en este momento en el Congreso de la Unión en el ruin y vulgar tintero?, exactamente la mitad de este periodo ordinario de sesiones, ya que hay que recordar que en los periodos de receso estas gentes se encuentran de vacaciones, ya que no trabajan todos los días del año? Dos mil setecientas ochenta y una Iniciativa de Ley que no han sido tocadas por estas gentes, y que sin duda deberían de ser debatidas, algunas anuladas, otras reformas y muchas aprobada, claro, si les importara nuestra nación, nuestro país, pero es lo que menos les interesa.

Recordemos que regresaron estas gentes a “trabajar” desde el primero de septiembre pasado, en su presente periodo ordinario de sesiones, o sea en tiempos en los que deberían por lo menos de justificar su existencia y ni siquiera son capaces de hacer eso, y desde hace algunas semanas cuando arrancaron sus actividades que no porque quieran, sino porque la ley se los exige, se han presentado 337 Iniciativas de Ley, de todo tipo de jaladas cerebrales que en párrafos próximo de este nuestro espacio les explicaremos, pero lo más apremia es el tiempo que llevan en esto solo haciéndole al tarugo.

Y utilizo ese término muy de mi tierra, ya que todas dichas iniciativas de ley se han turnado a las correspondientes comisiones que no han hecho nada, se han rascado la panza y sacarse el polvo del ombligo, cuando se les exige por ley por lo menos sesionar una vez al mes, ni siquiera ese tiempo se dan nuestros boyantes legisladores, por ello llegamos al dato nada halagador para ellos y muy explicativo y meditabundo de los electores mexicanos para saber por quién vamos a votar a que de las 4 mil 348 iniciativas presentadas en esta legislatura, sólo han sido aprobadas en comisiones 489, otras 565 se desecharon, 513 fueron retiradas por sus autores y 2 mil 781 conforman el rezago legislativo, o sea lo que se encuentra en el tintero y sin duda cientos de ellas verdaderamente importantes para el pueblo de México.

Hay algunas verdaderamente ridículas que bueno, ni el caso analizar como la que presentó el Partido Verde Ecologista de México que propone imponer la esterilización química a violadores, cuando lo que en verdad se les debería de hacer es castrarlos con bisturí como los perros que son y punto.

Pero hablemos de iniciativas serias y que son importantes como lo es la de la ley de seguridad interior; suprimir el financiamiento público a actividades ordinarias de los institutos políticos y campañas electorales, evitar o permitir que el procurador general de la República pueda convertirse en fiscal, la de prevenir y terminar con los delitos y asesinatos cometidos contra comunicadores y periodistas, y dentro de este rubro el de una ley específica y una comisión nacional para prevenir y erradicar las agresiones contra periodistas; adicionar un título 27 al Código Penal Federal, para castigar con prisión de dos a diez años a quien profiera expresiones intimidatorias explícitas, amenace o lesione a algún periodista, o colaborador periodístico con el propósito de interferir en el ejercicio de su profesión, en el ejercicio de su derecho a la información, de difusión de la misma, de libertad de expresión o del ejercicio de sus derechos digitales y bueno, no solo por los que nos dedicamos a esta bellísima profesión, sino para dejar de ser el segundo país del mundo con este tipo de agresiones.

Y demás vaciladas que siguen estando en el tintero como lo son la de prohibir la exhibición de animales silvestres en zoológicos, -pues que yo sepa todos los animales son silvestres?- o su uso en pruebas de cosméticos, el contratar tiempos de radio y televisión la regulación de la clasificación de los videojuegos, el regular los horarios de viaje de conductores de transporte, en fin ilustre lector, son varias las iniciativas que se tienen unas verdaderamente importantes, otras risibles, pero al final de cuentas a todas se les tiene que dar la importancia de tales y arles cauce, algunas hacerlas leyes y otras desecharlas, pero al final de cuentas, que hagan su trabajo, que no se queden en el tintero más de dos mil, como si sus suelos fueran piteros, cuando viven como reyes esas quinientas gentes, no se vale que se burlen de esta forma de todos los mexicanos: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

Leave a reply