guionbajoatole

BARRERA

LA REALIDAD DE LAS COSAS SOBRE LA POBREZA

EN MEXICO NO ES LO QUE NOS QUIEREN DECIR

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Como me gustaría a igual que usted ilustre lector que la mayor parte de la tinta que se imprime en los medios de comunicación fuesen positivas, fuesen de situaciones alentadoras, pero la realidad de las cosas es de otra forma, y nuestra responsabilidad es la de informar, y eso es los que amamos esta bella profesión, sea lo que sea.

Es una cortina de humo lo que hacen algunos organismos dependientes del gobierno federal, en el sentido de que la pobreza en México se encuentra a la baja, cuando la realidad de las cosas es totalmente diferente, y esto no lo aseguro yo solamente como una puntada de opinión, sino con los informes serios que ha dado a conocer el Centro de Estudios Económicos del sector Privado, que por sus siglas se conoce como el CEEP, situaciones totalmente diferentes.

Dice el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), afirman que dicho niveles de pobreza en México son menores, pero las tasas que usan son simplemente estadísticas basadas en las bajas tasas de inflación y la homologación del salario mínimo en todo el país en el periodo en que ambos organismos levantaron su encuesta, pero es un espejo solamente, ya que no hay trabajo de campo, no hay lo que adolece a la gente, no hay el caminar las calles, los lodazales en los que se vive, en donde no hay energía eléctrica, ni agua potable y mucho menos niveles de vida satisfactorios de personas que viven en un cuarto con menos de lo indispensable, no, los tecnócratas no se ensucian los zapatos, todo lo hacen solamente desde sus escritorios y dan cifras que distan mucho de lo que verdaderamente lacera y sangra a nuestro pueblo.

Afirma el CEEP de que los niveles de pobreza hayan vuelto a aumentar en 2017 y posiblemente en 2018, por el repunte de la inflación que en agosto pasado llegó a 6.6 por ciento, la más alta en 16 años, que afectará el poder adquisitivo de las familias, o sea sigue siendo una bomba de tiempo que está en pleno aumento y de una forma muy peligrosa para nuestra nación, y eso es lo que se ha develado y se afirma que sigue siendo elevada la desigualdad entre los que tienen todo y los que no tienen nada que son en suma muchísimos más.

Los idiotas tecnócratas y sus fórmulas de libros afirman que para reducir la pobreza solamente hay que mantener la inflación baja y la creación de empleos, pero en el pragmatismo de que sirve eso, si el gobierno dice que se crean millones de empleos durante un sexenio, pero empleos de verdaderas limosnas, subempleados, personas que tienen la capacidad y las ganas de trabajar como se debe, solamente son contratados por medio tiempo y mal pagados, y de esa forma se justifica el gobierno de que existe un aumento de empleos, pero eso de que sirve, si no les alcanza ni par lo básico, y la inflación, pues de que hablamos, de lo que las empresas sí se ven afectadas o apoyadas, pero no a persona que va a una verdulería a comprar los enseres para alimentar a su familia, ahí no se ve nada de eso.

Y esto sí lo afirmo en lo personal, en el sentido de que con el aumento en los combustibles que se dio a inicios de este negro dos mil diecisiete, hizo que todos los precios, de todos los productos que pudiésemos pensar aumentaron, entonces de que sirve ese ridículo índice de las tasas de inflación, cuando en lo práctico, en las calles y con la gente, al revés, latiguearon y laceran en todo momento a más de la mitad de los mexicanos, para ser precisos a más del cincuenta y cinco por ciento de los connacionales.

La verdadera fórmula no es ninguna de las anteriores dadas a conocer de parte de los tecnócratas, sino verdaderamente hacer que el gasto público debe aplicarse con eficiencia en las prioridades del país, y las prioridades del país no es otra cosa más que sus habitantes, que son los más de ciento veinte millones de mexicanos, que se quiera ver o no, somos la médula de un país del que exigimos que las cosas sean mejores, que algún día tal vez no muy lejano ojalá, dejemos de ser un país tercermundista.

El cáncer real y existente lo sabemos, pero el gobierno no hace nada al respecto, la pobreza en México se debe a que no hay dinero en las arcas del gobierno mexicano, y porque no lo hay, por la pésima forma en la que se tiene que hacer de recursos de parte de los mexicanos, y eso solamente es a través de los impuestos, y la recaudación fiscal es ridícula e ineficiente y lo más sencillo es aumentar dinero de todos y fue solamente a través del aumento de los combustibles, cuando lo que se debe de eficientar es optimizar la recaudación no de la forma en la que lo hicieron que todos paguemos, sino debería de ser de que paguen más, los que más tienen, pero desgraciadamente no es así, sino las clases medias y bajas son las que para nuestra desgracia las que mantenemos a nuestra nación, esa es la cruda realidad de las cosas.

Exista un coeficiente llamado Gini que sirve para medir el grado de desigualdad que va de la escala del 0 al 1, donde uno es peor que lo que no se acerque al cero, y la mayoría de los países pasaron de 0.476 a 0.282 a nivel internacional son esas cifras pero en nuestra nación se comenta  que solamente se ha logrado pasar del 0.448 al 0.499, o sea simple y sencillamente nada de las nadas.

Cuando entenderá el gobierno mexicano de que lo que se está exponiendo es una verdadera bola de nieve, que cada paso sigue creciendo y siendo más difícil de contener, cuando dejará de estar jugando a la politiquería, y se ponga las pilas como debe de ser, o como los mexicanos esperamos que se dé cuando será el día en el que deje de gastar dinero de la forma más idiota como a la manutención de los partidos políticos, de los procesos electorales o de los megasalarios de funcionarios, cuando existen gentes que no son capaces ni de ganar cuarenta pesos al día y se espere que con eso mantengan a sus familias que en promedio en México son de cuatro personas, cuando será el día en el que la política verdaderamente sea humanista y deje solamente de ser una herramienta para seguir alimentando a los insaciables que todo lo tienen, tan solo recuerden que la historia tiene mucho de lo que se puede aprender: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER; @tubalcain.garza

Leave a reply