e2

Bajas Ventas de Vestimenta de Niño Dios en Toluca

Por: Sergio Nader O.

Toluca, Méx.- A escasos días de celebrarse la festividad de la Candelaria, los comerciantes instalados en el Centro Histórico de Toluca, reportan bajas ventas en los ropones para vestir de manera tradicional a las figuras de Niños Dios, debido a la situación económica que se ha venido registrando desde que inició al año en el país, así como la pérdida de la celebración en las nuevas generaciones.

Al ser entrevistados, los vendedores instalados en los primeros cuadros de la capital mexiquense señalaron que la comercialización en este tipo de artículos ha disminuido más que años anteriores hasta en un 60 por ciento, lo que da cuenta de un negocio que lucha por sobrevivir, siendo lugares donde tradicionalmente se instalan en las semanas previas al Día de la Candelaria, fecha que marca el fin de la temporada de Navidad.

En la religión católica esta fecha marca que se tiene que levantar al Niño Dios para llevarlo el día 2 de febrero a la iglesia a oír misa, al marcar los 40 días después de su nacimiento, para posteriormente colocarse en un nicho donde permanecerá el resto del año.

De esta manera, los católicos celebran vistiendo Niños Dios y acostumbran llevarlo a misa para su bendición, siendo en estas fechas previas cuando se empieza la venta de indumentaria para estas figuras, en el que se ofrece desde vestidos, sillas, adornos, entre productos, además que entre las indumentarias con las que se puede vestir a un Niño Dios se puede encontrar decenas de modelos diferentes siendo los más demandados los del Niño de la Prosperidad, Abundancia, de la Paz, Sagrado Corazón de Jesús, pero existe atuendos que van desde doctor hasta de equipos de fútbol.

Los vendedores esperan que en próximos días se vea aumentada la demanda para realizar la vestimenta de las figuras que tienen precios varían según el tamaño de la figura, la calidad de la tela, así como el modelo y los distintos accesorios como sombrero, traje completo, zapatos así como los aditamentos que complementan la vestimenta, manejando precios que van desde los 60 pesos hasta los 250 pesos por cada ropón con el cual es vestida la advocación  del Niño Dios.

 

Leave a reply