n4

Atentado en Niza, Francia

Francia.- El terror vuelve a golpear a Francia, 84 personas, según el último balance provisional del Gobierno francés han muerto atropelladas por un camión lanzado contra una multitud durante los festejos del 14 de julio, fiesta nacional francesa, en el Paseo de los Ingleses de Niza. Hay 202 heridos, 52 de ellos en estado crítico, según ha revelado la fiscalía francesa. En una comparecencia esta madrugada, el presidente francés, François Hollande, ha señalado que "no se puede negar el carácter terrorista del ataque". El Ministerio del Interior ha identificado al atacante como un francés de origen tunecino de 31 años, conductor de camiones. Ningún grupo se ha atribuido la autoría del ataque de Niza. El vehículo atropelló a gran velocidad y a lo largo de casi dos kilómetros a grupos de congregados para ver los fuegos artificiales en la noche del jueves, dejando un reguero de muerte y de escenas de pánico a su paso. Varias personas han intentado impedir que el vehículo prosiguiera su marcha, "pero iba a demasiada velocidad", según uno de los primeros testimonios recogidos por las televisiones locales. A unos 90 kilómetros por hora, creen las autoridades. El conductor fue abatido por disparos de la policía, según ha informado el Ministerio del Interior. Antes, le dio tiempo a efectuar varios disparos, según fuentes cercanas a la investigación citadas por France Presse, aunque al parecer no alcanzó a nadie.

La fecha elegida para el ataque es muy significativa: la fiesta nacional es una demostración de unidad en torno a las fuerzas armadas, hoy implicadas en los frentes de Oriente Próximo y África para combatir a los yihadistas. La primera alerta de que se trataba de un atentado la ha lanzado el presidente del Consejo Regional de la región de Niza, Provence-Alpes-Côte d'Azur, Christian Estrosi, en Twitter.

Agentes de la policía dispararon contra el conductor del camión, que murió en el lugar. "Un individuo ha lanzado un camión contra la multitud y ha sido neutralizado por la policía; está muerto", ha dicho el portavoz de Interior, Pierre-Henry Brandet. "No hay rehenes", ha dicho Interior en un tuit, desmintiendo algunos rumores que circularon en algunos momentos de confusión.

Minutos después del ataque, Estrosi, que antes de ocupar su puesto regional fue alcalde de Niza, pidió a los ciudadanos que no salgan de sus casas a través de Twitter: "Queridos ciudadanos, el chófer de un camión parece haber causado decenas de muertos. Quédense en casa por el momento". Estrosi ha comentado que en Niza se ha producido en la noche del jueves "una sensación de pavor y terror".

Pese a todo, el nivel de alerta no ha bajado en ningún momento, mientras Francia se prepara para intensificar su participación en los combates contra los yihadistas en Siria e Irak. "Debemos golpear y golpear más fuerte", ha dicho el presidente tras el habitual desfile militar del 14 de julio.

Leave a reply