n3

Ana Lilia Herrera Propone Nombrar “Salón María del Rosario Green Macías” al Salón de Reuniones de la Jucopo

Toluca, Méx.- La Senadora Ana Lilia Herrera Anzaldo propuso cambiar el nombre al Salón de Reuniones de la Junta de Coordinación Política del Senado (Jucopo), por el de “Salón María del Rosario Green Macías” y que se coloque una placa conmemorativa en su honor y reconocimiento.

 La Presidenta de la Jucopo señaló que como senadores, representantes, servidores públicos y ciudadanos, reconocen en María del Rosario Gloria Green Macías a una de las mujeres más talentosas y brillantes que el servicio público, el servicio exterior y la academia han tenido; su legado trasciende y fortalece la historia; es ejemplo que en el ejercicio de nuestras funciones tomamos y reflexionamos día a día.

 Este punto de acuerdo busca rendir honor a una legisladora y diplomática que representó a México con las más altas virtudes de la política.

 Green Macías es parte del legado de este Senado de la República, legado que constituyen las acciones de quienes lo conformamos.

 Palabras de la primera Canciller de México: “No se trata simplemente de evocar el pasado para enaltecerlo o vilipendiarlo, sino de aprovechar las experiencias vividas para refrendar lo positivo y desechar lo negativo, impulsando permanentemente un desarrollo económico, social y político con justicia para todos. Ese es nuestro compromiso permanente con la nación”.

 Green Macías fue condecorada en 21 ocasiones por los gobiernos de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Francia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Rumania y Uruguay.

 Recibió tres Doctorados Honoris Causa; uno de ellos, por la Universidad Argentina de la Empresa; el segundo, en Ciencias Humanísticas por la Universidad de New Rochelle de Nueva York, Estados Unidos y, el tercero, en Leyes por la Universidad Tufts en Boston, Massachusetts, Estados Unidos.

 Se desempeñó como catedrática en las universidades Nacional Autónoma de México, Iberoamericana y El Colegio de México; estuvo a cargo del Instituto Matías Romero y fue la primera mujer en ser titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

 Trabajó por las causas justas y más nobles de la diplomacia y legislación internacional; pionera en hablar ante el Congreso y como representante de Estado, de los Derechos Humanos. En 1984 participó como fundadora de la Academia Mexicana de Derechos Humanos.

 En julio de 2013 fue distinguida por el Presidente Enrique Peña Nieto, como Embajadora Emérita de México. Además, fue de las primeras legisladoras en fijar un pronunciamiento desde la Cámara de Senadores por impulsar una zona libre de armas nucleares y la creación de la Conferencia en la materia auspiciada por la ONU.

 Impulsó la expedición de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, y en su encargo como Secretaria Ejecutiva de la CNDH, impulsó la creación del Centro de Documentación y Biblioteca de la propia Comisión. En marzo de 2007, como Senadora de la república, presentó la iniciativa para expedir la Ley de Cooperación Internacional para el Desarrollo, publicada en el diario Oficial de la Federación el 6 de abril de 2011.

Promovió la adición del numeral 4 del artículo 238 del Reglamento del Senado de la República, que a partir de la reforma de 2011 en materia de Derechos Humanos, obliga como Cámara y como legisladores a dar trámite prioritario para estudio y discusión a la aprobación de Tratados Internacionales por los que se reconozcan los Derechos Humanos en términos del artículo 1° de la Constitución.

Leave a reply