mitad (2)

A mitad de la semana

Valores de gobierno

Muy diferente es ser gobierno y otra es ser oposición; muy diferente es se policía y otra ser manifestador; una cosa es ser mesero y otra ser comensal. Lo que identifica estos conceptos y que los diferencia entre sí es una idea básica, el profesionalismo. ¿Por qué? porque si eres comensal puedes enojarte del pésimo servicio y exigir uno mejor; si eres mesero profesional sabrás que el comensal tiene la razón y tu obligación es atenderle como mejor se pueda; si eres un manifestador puedes gritar y golpear, pero si eres un policía no puedes exceder tu superioridad táctica, solamente te limitarás al objetivo; si eres oposición lo correcto es criticar y enseñar (demostrar) las acciones que pueden hacerse mejor, pero si eres gobierno tu obligación es mantener la estabilidad.

El problema está cuando cambiamos de bando, porque una vez que somos meseros entendemos que no siempre se pueden hacer imposibles; que si eres policía te gana el coraje de la cerrazón de algunas manifestaciones y si fuiste oposición en el gobierno y resultas ser gobierno, te das cuenta que la frase “el pez por su boca muere” conlleva una gran filosofía.

Todo el tiempo estamos hablando de más, tratamos de convencernos y convencer a quienes nos rodean, de que sabemos lo que decimos, que conocemos le tema, que aprendemos rápido, que deben de preguntarnos, de que los que están del otro lado no deberían estar así.

Por ello es que en muchas religiones y grupos sociales se establece como una de las máximas el no hablar mal de nadie, porque todo este mundo es la casa del jabonero porque el que no cae resbala.

La prueba de ello es AMLO que tanto criticó a toda la bola de corruptos que se enriquecían a costas del gobierno, enseñando y prometiendo que las cosas pueden ser mejor. Para no cometer ese tipo de errores Dios dio dos ojos y dos oídos para observar y escuchar mejor, y nos dio sólo una boca para ser prudente con lo que hablamos.

AMLO criticó a los gobiernos anteriores por llevar a las instituciones a su antojo, por capturar a los medios de comunicación, por exceder sus funciones y de ser autoritarios en las decisiones, pero …¡oh desilusión! AMLO no ha empezado a gobernar de manera legítima y ya cayó en lo que tantas veces criticó y señaló.

Realiza consultas a costa del senado, manejándolo a su antojo, va a televisa a felicitarlos por su nuevo contenido, vanagloriando a la empresa, avala a Espriú a que vaya aún sin ser nada más que un anhelante de gobierno, a exigir cuentas a una industria minera, excediendo sus facultades y organiza consultas para legitimar lo que ya está decidido.

Algunos dirán que no es posible que todo se le critique AMLO pero ¿no acaso, hasta sus trabalenguas le eran criticados Peña? Debemos aceptar que  al ser figura pública debe mostrar profesionalismo, con una idea clara de estabilidad y de buen gobierno, no tiene caso incitar a una consulta que fue tan criticada por haber está decidida antes de empezar, después criticar a los adversarios (cita textual de AMLO), para hacer una nueva consulta que otra vez está decidida.

Lamento mucho la poca estabilidad que se vislumbra en México, porque ese es el primer fin de darle el poder a algunos cuantos para que nos gobiernen.

Existen muy buenos colaboradores dentro del equipo de AMLO, solo es que dejen hablar a los científicos y estudiosos en economía, en finanzas, en control social y en programar públicos, que sean humildes y aprendan de sus errores, que establezcan límites de los campos que dominan y aceptar que no son todólogos.

Lo dicho, también aplica para cada uno de nosotros, esa es la enseñanza.

 

Leave a reply