mitad (2)

A mitad de la semana

 

Por Julián Alfonso Chávez Trueba

La suerte se construye

Que bueno es escuchar tantas y repetidas veces mensajes que dan aliento a competidores que por ser parte de nuestros trabajo, esfera, ideología o nación, “debemos” apoyar por humanidad y valores éticos.

¿Qué hay más falso que eso?

Existe un sentimiento natural en el ser humano que es objeto de estudio de la psicología e incluso de la economía, y es nuestro miedo al fracaso. Si bien pareciera que lo normal es un deseo fijo y concreto de ser ganador, lo que más nos molesta y aborrecemos es el fracaso, por eso tenemos miedo a estar con fracasados, en el grupo de perdedores o en un espacio ignorado por la sociedad.

Es ahí que muchas veces la mercadotecnia se ancla para enaltecer y evitar ese sentimiento. Los candidatos siempre van a decir que van en primer lugar; el día de hoy las campañas presidenciales como va ganando uno, pues los demás dicen que van en segundo; pero esto se vierte en todos los momentos y ocasiones.

En concreto quisiera hablar de muchos videos y memes, ideas y comentarios que hacen ciertos actores y líderes de opinión que nos convocan a enaltecer a nuestra selección mexicana de futbol, con toda la idea de que consumamos el momento mundialista; que consumamos televisión, playeras, cervezas, comida etc. Y eso pues en realidad no esta del todo mal, porque al final el apoyar a los nuestros será siempre un valor social, lo que esta totalmente mal, es pensar que viendo la tele, o comprando cervezas les vamos a apoyar; la idea que en concreto es totalmente retrograda es la de pensar que se va a ganar como por arte de magia.

Lo explicaré mejor. Pensar que podemos ganar, digamos como idea genérica de victoria, es por supuesto una idea de aliento, de superación, que nos motiva a lograr un objetivo; es así que pensar que en una justa mundialista podemos ganar, esta bastante bien, repito, como idea genérica.

Lo malo es que entre todas las marcas y televisoras pretenden, en su afán de ganar dinero, generar la expectativa de la sociedad, que nuestra selección mexicana tiene posibilidades de batir los récords anteriores, como por arte de magia, sin sustento alguno, con absolutamente nada de fundamento.

En cualquier competencia es bueno tener una mentalidad de triunfador. Pensar que se puede llegara  a la final y ganarla, pero es una burrada pensar vas a ganar sin esfuerzo.

Este es un problema que como nación hemos venido creyendo fielmente. Hay quien en vez de estudiar para el examen final, se ponen a rezar un rosario para que Dios le ayude; o quien se pone a pintar y ya quiere vender caros sus retratos; o como nuestros pensamientos de hoy hacia nuestros deportistas, que pensamos que ellos pueden ganar hasta 4 partidos.

El desempeño futbolístico es peculiarmente bajo en esta selección, con un equipó que no ha tenido ni 5 partidos jugando los mismos, sin sistema y sobre todo sin alguna figura explosiva de genialidad. Estadísticamente estamos por debajo de Alemania y Suecia, las apuestas no nos favorecen por los mismos números, y además de todo, los muchachos ya se fueron a festejar algo que aún no ganan, es decir, están distraídos, situación que se corrobora en el último partido contra Dinamarca que casi acaba en empate, si no es por la falta de concentración que hizo que terminara en derrota.

En pocas palabras, vale la pena hacernos a la idea de ganar cuando construimos de a poco esa victoria. Podemos a aspirar a la excelencia académica si nos ponemos a estudiar desde el primer día, si entregamos todas las tareas, si asistimos a todas las clases, etc.; podemos a pretender ser un Dalí o Picasso si de apoco construimos nuestro arte, con años de exposiciones, con una personalidad positiva (por cierto que Picasso decía que el éxito es suerte, pero nos debe sorprender trabajando); podemos aspirar a ser campeones mundiales si por mucho tiempo se ha trabajado para ello, Trabajado, no solo deseado.

Estos comerciales de que la suerte no juega en nuestra contra, son muy ciertos, la suerte está en el trabajo diario, en el esfuerzo, en la disciplina y tenacidad, o a poco creen que CR7 tiene mucha suerte, se levanta temprano DIARIO a hacer ejercicio, empieza a entrenar antes de que empiecen los demás y se queda a entrenar más tiempo al terminar, incluso los domingos. Por eso es la portada del juego de video FIFA 18 y FIFA 19, no por suerte, sino por tenacidad.

Entonces apoyemos a todos lo que nos lo pidan y a los que a nosotros queramos apoyar, pero con un sentido muy cierto de en dónde estamos parados, en dónde nos encontramos y qué es lo que podemos lograr con base en nuestros esfuerzos

 

Leave a reply