m1

Ajustes a la Legislación Impide que Servidores Públicos Pisen la Cárcel

Por: Irma Eslava

Naucalpan, Méx.- Las nuevas adecuaciones a la legislación actual impide que los servidores públicos que incurran en un acto ilícito no pisen la cárcel, lo anterior se desprende de una investigación realizada por Lizbeth Xóchitl  Padilla Sanabria, Académica de la Facultad de Estudios Superiores de Acatlán de la UNAM.

Como parte de las investigaciones que realizó sobre el Sistema Nacional Anticorrupción y el neoliberalismo jurídico, la académica analizó las siete normas que entraron en vigor hace más de un semestre y concluyó que estas “son un escudo para que a los servidores públicos no les pueda llegar la materia penal”.

Dijo que lis delitos cometidos por hechos de corrupción, o sea, peculado, enriquecimiento ilícito, abuso de autoridad, uso ilícito de funciones, no forman parte de los delitos de alto impacto.

La corrupción deja mucho dinero, por lo que quienes estén en el ejercicio del poder económico van hacer todo lo que sea necesario por quedarse ahí.

Los Órganos Internos de Control de cada una de las entidades gubernamentales se erigen como investigadores  sin embargo, no tienen el personal capacitado; mientras que al Comité de Participación Ciudadana del SNA no se le dotó de fuerza vinculatoria.

Dijo que las personas que nos están gobernando no tienen esa conciencia social, porque "a mí me parece que el hecho de cometer un acto de corrupción es un acto de odio a la sociedad",  por ejemplo lo que hizo el ex gobernador de Veracruz Javier Duarte y compañía, eso de verdad es innombrable.

Ante este escenario, la investigadora llamó a sus colegas y estudiantes universitarios a conocer  sobre el Sistema Nacional Anticorrupción  y actualizarse porque muchos siguen rezagados con las normas antiguas, pero ahora “estamos viviendo un nuevo paradigma a partir de las reformas en materia de Derechos Humanos”.

Mencionó que hace unos meses, la organización Transparencia Internacional dio a conocer que México se encuentra en el número  28  en el Índice de Percepción de la Corrupción, lo que indica que el combate a esta problemática va más allá de expedir normas.

Leave a reply