barrera-n-620x420-2

A QUE LE TIENE MIEDO EL GOBIERNO MEXICANO? A LA RESPONSABILIDAD

 

++ La llegada de Trump pone en jaque a la ociosidad y los que dan a atole con el dedo al pueblo mexicano.

++ Si no fuéramos apéndice de ellos, ni nos preocuparía.

++ Tal vez en lugar de ser un mal, sea un bien para exigir y hacer despertar a los politiquillos.

 

Por: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Podemos estar hasta el hartazgo de esta nota que hoy toco, que es sobre un tema que cientos de millones de medios de comunicación hemos comentado en las últimas 36 horas, y que es la victoria del Republicano Donald Trump que a pesar de toda estadística el próximo 20 de enero del 2017 se convertirá en el cuadragésimo quinto presidente de nuestro país vecino del norte.

Eso ya es historia, eso es un hecho consumado, es algo que por más que chillen los mexicanos, que nuestras autoridades federales nos dejen en vergüenza por el tiempo, las horas que pasaron para poder felicitar al que quieran o no, será el gobernante del país más importante del mundo, ya sucedió y mejor darle la vuelta la página y de preocuparse, hay que ocuparse.

Lastimeros, vendidos, manipuladores y que por todos los poros escurría esa impotencia de poder tragarse sus palabras, es lo que se dio en los principales medios de comunicación electrónicos de nuestro país que se vio como que no querían aceptar un hecho que ni de nuestro país es, pero como se sienten los gurús, tuvieron que irse con la cola entre las patas a cambiar sus “análisis” que ya tenían preparados y denotaron una incapacidad de lo que es verdaderamente hacer comentarios que valgan la pena mucho más allá de lo que se considera solo es un vil negocio comercial.

Porque chillan los mexicanos?, en especial nuestros gobernantes, los inmigrantes, y los medios comerciales?, pues eso es bien simple, porque dependemos de ellos, porque queramos ver o no, somos solamente un apéndice de los estadounidenses, porque nuestra economía se basa en la dependencia en un 80 por ciento de productos de importación, por eso están los que se verán afectados con la responsabilidad de ahora voltear hacia nuestro interior, dentro de nuestras fronteras, y sobre qué es lo que van a hacer.

Los países somos autónomos unos de otros, si ganó el multimillonario empresario allá fuera de nuestras fronteras, pues es porque a pesar de todo, la mayoría de los votantes así lo aceptó ya que ganó no solo con 270 votos que ya lo darían como ganador, sino con 289.

Ustedes creen que a ellos les importa quién nos gobierne a nosotros?, que los hará temblar?, claro que no, les da igual, porque dependemos exponencialmente mucho más México de ellos que a la inversa.

Si analizamos quién ganó?, pues el populismo, eso sí es innegable, es un fenómeno que se da por los niveles de ignorancia de los pueblos, de esa miseria que tienen en ser más analíticos, por estar más ocupados con millones de distractores, por solo trabajar para ganar dinero, pero nunca para cultivarse, porque entre más ignorante sea la gente, más tranquilo deja a los gobernantes y se van con el canto de las sirenas con gentes que de política no saben ni un ápice, como aquí nos pasó en el dos mil y otros sexenios más.

Decían que ni las mujeres ni los que no fueran gringos iban a votar por Trump, cuando el cuarenta por ciento de sus votos fueron de damas, el siete por ciento de latinos cuando se decía que nunca lo harían, dos por ciento de negros y otro número igual de asiáticos, todo eso los gurús nunca lo dijeron o idiotamente no quisieron verlo, pero bueno, eso es la determinación de una nación.

La solución de los problemas que tenemos los mexicanos no se encuentra allá, ya es momento de que despertemos que no podemos seguir viviendo con las remesas que nos mandan los mojados que ilegalmente viven en esa nación vecina y mandan de este lado de la frontera, de que se han tenido que ir a buscar nuevas formas de ganarse la vida 25 millones de connacionales porque aquí no tienen posibilidades, y claro, el gobierno mexicano se lava las manos de que se vayan, tienen medios de trabajos y empleos aunque sean muy mal remunerados, pero de los que no tienen de que preocuparse.

Ya es tiempo de que exijamos a nuestros gobernantes, que dejen de estar dándonos atole con el dedo, que dejen de ser simples payasos dicharacheros y que se entretengan ociosamente en temas ridículamente idiotas, que si pretenden gobernarnos, pues que verdaderamente lo hagan sino que ni se metan, que no vean a nuestra sociedad como un puñado de peleles que se les maneja como se les pega la gana y ni quién les exija cuentas porque todos cojean de una pata.

Viéndolo desde otro enfoque, quién sabe hasta que caso la llegada de esta gente al gobierno norteamericano, en lugar de ser un mal, sea un bien para México, para que dejarnos de hacer tontos, de exigir a los gobernantes que trabajen como se debe, que dejemos de ser incultos, que dejemos de ser idiotas de las televisoras, que nos ocupemos en trabajar, en exigir más y mejores fuentes de empleo, de ya no pensar que todo es gastar ni lo que no tenemos, sino ahorrar e invertir, en no ser víctimas de esa tontería y maquiavélica acción gubernamental del “Buen Fin”, que no hace más que llenarles las bolsas de nuestro dinero a empresarios y gobiernos, metiéndonos una ensartada que cuesta años pagar, quién sabe si en lugar de que sea un mal, sea un bien la llegada de esta gente.

Tal vez no es que haya ganado realmente Donald Trump, sino que haya perdido la señora Clinton, que no es lo mismo, y sin duda que esto fue porque ganó el menos malo, y eso no es otra cosa que la pésima selección de sus candidatos.

Ahora si a temblar partiditos, a temblar gobernantes y candidatillos que por ahí ya comienzan a verse, que se dejan asomar, tanto para las elecciones locales del 2017, dentro de ellas las que se darán en el Estado de México y otras dos entidades que elegirán a sus próximos gobernantes, y que decir de las del 2018 en donde elegiremos a nuestro próximo Presidente Nacional, Senadores y Congreso de la Unión, ya déjense de tomar como una vacilada a nuestros cargos de elección popular, de burlarse de nosotros, de tomarnos el pelo y si no quieren que este país como van las cosas, siga siendo dependiente del vecino del norte, y se les caiga en pedazos, pues mejor, maduren y trabajen como la sociedad se merece, ya que como dice aquel viejo refrán: “Cuando veas las barbas de su vecino pelar, pon las tuyas a remojar”: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

TWITTER: @tubalcain.garza

www.elvalle.com.mx/category/desde-la-barrera

Leave a reply