mitadsemana-620x420

A Mitad de la Semana

 

Por Julián Alfonso Chávez Trueba

 

El Nuevo Estadio Nemesio Diez

El partido de inauguración el pasado domingo en el partido Toluca – América, fue sin lugar a dudas, uno de los más conmemorativos y emotivos partidos de futbol que se habrá de jugar en nuestra ciudad, debido a que fue, además de una victoria para el conjunto choricero, el primer encuentro de una nueva era, parte de los festejos de los 100 años del equipo Toluca y la definición de que el estadio Nemesio Diez se quedará en ese lugar otros buenos años.

Recordaremos que en algunos años se hablaba de que la construcción de un nuevo estadio estaba en marcha, que se había pensado en levantarse fuera del centro de Toluca, debido a que resultaba incómodo que se cerraran calles, se llenara de ambulantes y los vecinos tenían problemas de exceso de basura; incluso los vecinos habían hecho algún movimiento para impedir la reconstrucción del inmueble, empujando así a las autoridades y directiva del club a mudarse a otra zona.

Pero no cabe duda que, si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes; y es que en un principio nadie quería, ni vecinos, ni autoridad, e incluso la ciudadanía en general, visualizaba el nuevo estadio, cerca del Centro Cultural Mexiquense, o en Metepec, por el parque Bicentenario. Se creía que iba a estar con las especificaciones sobradamente diseñadas, con más taquilla, con más tecnología, (aunque eso no siempre signifique confort), pero el rumbo era fuera de la zona urbana.

Sin embargo, se dieron cuenta que lo único que faltaba en el estadio como esta, es el estacionamiento, así que se dispusieron a comprar uno y lo lograron, empezaron a visualizar su plan “B”, cotizaron sus presupuestos y se pensó finalmente en dejar el estadio donde está, solamente con sus respectivas mejoras.

Resulta curioso que los vecinos ya no se opusieron, creo que fue por la nostalgia de tener la vendimia afuera de la calle, como una cosa ya tradicional, como parte de nuestra cultura Toluqueña.

Y es que como sea, ya se tiene la idea de ir al estadio con la familia, a ver como gana Toluca, a comernos un taquito de tripa o de chorizo, de escuchar al tipo que siempre canta los éxitos del ayer con una bocina vieja, encontrarse a todos caminando en la calle de Morelos y disfrutando la verbena a pleno sol o con lluvia.

Fue un acierto haberlo dejado en su lugar. Las especificaciones oficiales como las medidas de seguridad y las medidas reglamentarias de la cancha se observan en cada rincón, además la gente finalmente no quiere un concepto novedoso porque es tradicionalista, la gente quiere algo que funcione, y el Estadio Nemesio Diez lleva decenas de años funcionando bien, disfrutando del gusto de todos los toluqueños.

Leave a reply