mitad (2)

A mitad de la semana

 

Por Julián Alfonso Chávez Trueba

Un mundo de cabeza

No cabe duda que la vida nos hace dar vueltas y que más rápido cae un hablador que un cojo, porque como hemos visto en nuestra vida política mexiquense, todos los agentes políticos; gobierno, partidos, organizaciones, gente y ciudadanos han caído en actos que vislumbraron impensables e imperdonables.

Primero: ¿Cuántos no crucificaron la firma del TLC, tirándole a neoliberalismo de Gortari? En aquel entonces se hablaba que la mayoría de los mexicanos estaban en contra de ese tratado por pretender muchas obligaciones y restricciones a los mexicanos y facilidades a los otros dos países participantes. Así bien, nos encontramos en la coyuntura de poder estar o no en este tratado y resulta que la gran mayoría de los mexicanos el día de hoy, está a favor de que México se quede en el TLC, es decir, que lo que pensaban muchos ha cambiado y resulta gracioso que lo que se decían en contra, ahora se promulguen a favor. Lo que sí, es que en términos económicos y estadísticos, (Revista Digital Universitaria 10 de mayo 2008 • Volumen 9 Número 5 • ISSN: 1067-6079 y file:///C:/Users/Usuario/Downloads/47189-127403-1-PB.pdf) a México no le ha ido nada bien en el TLC, sus exportaciones han subido en medida en que baja la moneda, los sectores agropecuario no han mejorado puesto que los escenarios de producción fueron, han sido y son diferentes entre los tres países -porque en México sigue sin existir un programa integral de crédito y tecnología al campo- y el petróleo lo compra EE. UU: al precio que le conviene en el marco del tratado; por lo que puedo asegurarles que en esta ocasión México tendrá algún desajuste si sale del TLC pero en poco tiempo tendrá un mayor crecimiento del PIB como antes de firmado el tratado.

Segundo: Los partidos hace 3 años todavía, se dividían en izquierda, centro y derecha; PRD, PRI y PAN. Así la vida nos ofrecía tres flores de diferente color y propiedades, para cosechar en esta senda electoral. La izquierda estaba en desacuerdo con las decisiones gubernamentales, el centro comulgaba con un cambio paulatino o evolutivo, y la derecha quería apoyar a los grandes capitales y al clero. Sin embargo, en estos días locos de clima y de coaliciones, resulta que de primera impresión hay una verdadera izquierda (MORENA), la izquierda y derecha es centro (PRD-PAN) y el centro es más bien derecha (PRI); pero como a MORENA se le ha visto con prácticas dictatoriales como no tener elecciones internas, designios unilaterales de candidatos, apoyo a procesados por fraudes en grandes capitales, resulta que realmente son ultraderecha. Los del PRD y PAN no tienen rumbo, solo con cierta tendencia derechista al proponer a un candidato que eliminó a su competencia no mediante votos sino mediante el poder que detentaba como Presidente del PAN; y el PRI pues resultó más centro que nunca.

Tercero: Desearía de todo corazón, dos cosas que se pensaron impensables en algún momento se hicieran perpetuas. En los lejanos años 20’s era de mal gusto hacer ejercicio porque se veía como jornalero y campesino, clases bajas en aquella época de industrialización, pero ahora que es moda estar “fit”, deseo de todo corazón que se rompa la moda y se perpetúe para contar con una humanidad sana. Ahora bien, hace ya más de 50 años era inconcebible que la mujer opinara algo más que la vida de sus hijos, sin embargo, la propia mujer ha roto con los paradigmas de género, tabúes e ignorancia para poder votar, pero resulta que a pesar de ello, no salen a votar las mujeres, es decir, tanto se fletaron las mujeres como Sor Juana Inés, Leona Vicario y hasta Frida Kahlo, para que ahora no les importe quien será nuestro gobernante.

Pero en fin, este mundo de cabeza significa que nosotros estamos al revés, porque el mundo sigue justo igual que siempre.

 

Leave a reply