mitad

A mitad de la semana

Por Julián Chávez Trueba

Intolerancia total

Es lamentable escuchar a muchas personas la manera tan atroz en la que se dirigen a la gente que no comulga con sus ideas, caso concreto la gente que dicho por ellos “odian al PRI” y no toleran la idea de que habrá de gobernar 6 años el Estado de México.

En redes sociales se puede palpar el odio que se tiene hacia el PRI, gente que agrede verbalmente a quien haya osado votar por lo mismo, denigrando con comentarios la decisión de que continúe el PRI en el gobierno, pero esta situación solo genera dos cosas. Un ambiente hostil y de temor o recelo entre la gente; y una polarización de las personas, que piensan que o estas con ellos o en contra de ellos.

La verdad he sido víctima de ello, pero son muchos los casos al grado que han empezado a circular imágenes de que la política es solo una decisión y la amistad perdura. Una amiga empezó a discutir e incluso debatir sobre lo que ella piensa, que deben ser los puntos en los que uno debe decidir por el partido, pero que no sea PRI, sin embargo, el debate se hizo discusión y pasó de mi muro en Facebook, a mis mensajes y de ahí, concluyó a que mi amiga me bloqueara completamente del Facebook, y yo me pregunto ¿Qué tan fanático debe ser uno para eliminar amigos por no pensar como uno quiere?

Sin duda todos somos libres de hablar y de opinar, aunque sea de plano una estupidez laxante lo que sale de nuestras bocas, sin embargo, como dice Voltaire, debemos de dar la vida para tener la libertad de expresarlo, pero hay personas esparcidas por la calle, que de plano no pueden escuchar opiniones contrarias porque se sulfuran se enojan y explotan, eliminando el diálogo.

Nos quejamos de Trump con sus malas actitudes, pero es exactamente igual las que tenemos. No cabe duda que lo que te choca, te checa. Vivimos en un mundo de intolerancia.

Un tipo comentaba que votaba por el PRI porque tiene contactos de negocios y amigos que le han dado trabajo en esa institución, lo cual resulta bastante razonable; pues mi amiga la que les comento, se enojó porque eso es lo más bajo de los razonamientos, porque eso es conveniencia y no convicción. A diferencia, ella votaba por otro candidato porque iba a ser bueno con la gente, pero a ciencia cierta no sabe exactamente a quien, sino será un bien general.

En mi humilde opinión, creo que la mayoría concordará conmigo, que la razón que tengas para votar debe ser lógica, es decir, que si yo voto porque me gustan los colores, o porque un candidato esta guapo, o porque trabajo en ese partido, o porque pienso que ese partido me convence o conviene, pues estará bien, la razón es válida mientras exista el procesamiento mental; pero si voto por algún partido sin saber por qué, o porque beneficia a alguien que no se define bien, o alguna circunstancia ilógica, como la coacción, temor, miedo u odio, sin duda habrá que replantearnos nuestra decisión electoral.

Al final de cuentas, lo que importa más es que la gente vote, como sea pero que se dé un momento para votar, porque es muy casa la democracia como para que se desperdicie papel, sueldos, personal, insumos, materia prima, logística, combustible, etc., para que la gente tenga flojera o porque piense que gana o pierde el de siempre.

Hablando de ganar o perder, es importante hacer una aclaración importante, esto va para las personas que piensan que hay fraude en el conteo o que no cuadran las cifras o que el PREP y el conteo rápido no coincidían.

  1. Si existiera un fraude, se encuentra fuera del sistema, es decir, que la forma de hacer algo chueco es en un ámbito lejos de la campaña, lejos de la jornada electoral, y fuera de todo foco. Las personas que cuentan, hacen escrutinio y vigilan la jornada electoral, son nuestros vecinos, amigos y familiares, no los ofendan diciendo que hay fraude en las casillas, y si no me creen, pregúntense si han participado en la casilla electoral.
  2. El PREP es el Programa de Resultados Preliminares, esto es que se cuentan las actas de cada casilla frente a los representantes de todos y se contabilizan en un sistema general para el Estado. Las casillas con menos votantes se contabilizan más rápido que las que se encuentran en centros urbanos grandes, es por ello que este conteo se tarda toda la noche de la jornada electoral.
  3. El conteo rápido es un muestro de 1,800 casillas esparcidas por todo el territorio estatal, sin embargo, es rápido porque el muestreo no depende de las casillas que estén cerca de que se contabilicen rápido, sino que es una muestra estadística de todas las casillas, por eso pueden decir que es más certero y por tanto, se apega al resultado final, del conteo de todas las actas.

Muchos pensaron que era fraude o que el IEEM sentenció el resultado, pero no, digamos que compramos un pastel de tres leches y como empezamos a comerlo con una mordida, solo nos comemos el betún, y pensamos que todo el pastel es de betún, pero si partiéramos algunos pedazos en diferentes partes del pastel, nos daríamos cuenta de la realidad, que el pastel es de tres leches y no del betún que tuvimos en la primera mordida.

Yo sé que es algo burdo, pero espero que clarifique algunas dudas que me llegaron a lo largo de la semana. Muchas gracias por leerme y no se enojen, la vida sigue.

Leave a reply