guionbajoatole-2-1-620x420

_ATOLE

En política y psicología << divide y vencerás >> es ganar y mantener el poder mediante la ruptura en piezas de las concentraciones más grandes, que tienen individualmente menos energía. Esta máxima latina, que fue utilizada por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón, resume la estrategia con la que los gobernantes de una nación y quienes aspiran a serlo dirigen y alientan.

Cuando los romanos conquistaban Italia no eran numerosos (por ello no imitaron a Esparta quien sometía a los vencidos siempre), sin embargo ejecutaban un plan para impedir un frente común: firmaron con cada ciudad en particular y no con todos los pueblos en conjunto, en estas firmas individuales imponían acuerdos con diferentes condiciones en cada caso: unos adquirían todos los derechos civiles romanos y otros sólo algunos, a unas se les concedía autonomía municipal completa, a otras parcial o ninguna. De esta manera, los romanos despertaban entre los sometidos una especie de envidia mutua, muy ventajosa para sus fines ya que lidiaban entre ellos.

El fin fue, es y será imponer la máxima latina: divide y vencerás, para indisponer a los unos contra los otros. Conseguir el objetivo enfrentando a distintos colectivos, o echando a la sociedad en general encima de algún grupo en particular, donde se apague la voz de quien grite que el rey está desnudo.

El resultado de las últimas elecciones de Estados Unidos de América es un claro ejemplo de la efectividad de esta máxima; más que cualquier payaso frente al circo, lo que duele es darnos cuenta de lo poco que hemos avanzado como sociedad. Parece que no hemos aprendido nada, y si volteamos para atrás, nuestro futuro está condenado. No se trata de nacionalidad, de color, de género, ni de territorio, se trata de humanidad.

La solución queda en nosotros. La única manera de romper con este fenómeno, es conectando con los que tenemos a lado. Hagamos preguntas, involucrémonos, leamos acerca de otros, dejemos a un lado el miedo, conozcamos las diferencias que hay entre nosotros, que son precisamente las que nos hacen grandes. El pueblo unido jamás será vencido.

Mantengámonos libres.

Leave a reply