guionbajoatole

_ATOLE

Un escotoma (del griego skótos, «tinieblas, obscuridad») es una zona de ceguera parcial, temporal o permanente. Puede ser un escotoma normal en gente sana como lo es el del punto ciego ocular o puede ser patológico, debido a una lesión de la retina o del nervio óptico. Sin embargo, en el lenguaje coloquial y como significado alternativo es la aclaración de que: "la mente ve, lo que quiere ver".

La gente tiende a aceptar afirmaciones acerca de ellos mismos en proporción a su deseo de que las afirmaciones sean verdad, más que en proporción a la exactitud empírica de las mismas. Tendemos a aceptar declaraciones cuestionables y hasta falsas acerca de nosotros mismos, si las estimamos positivas o lo suficientemente halagadoras.

Estamos tratando constantemente “de darle sentido al bombardeo de información inconexa que encaramos diariamente” y “llegamos a ser tan buenos llenando y haciendo un escenario razonable de datos inarticulados de modo que algunas veces damos sentido a lo absurdo”. Muy seguido llenamos los espacios vacíos y proporcionamos un retrato coherente de lo que escuchamos y vemos aun cuando un examen cuidadoso de la evidencia nos revelaría que la información es vaga, confusa, obscura, inconsistente e ininteligible.

Y es que en realidad es algo que hacemos todo el tiempo con los actos y palabras de los demás, sacamos conclusiones de cosas que en verdad no han hecho, ni dicho, ni siquiera pensado, pero tomamos esa "verdad" alternativa y nos la creemos hasta las últimas consecuencias.

No es para nada algo terrible, pero si puede suponer algo irritante, ya que el escotoma actúa como el prejuicio: juzgamos, sentenciamos y hacemos efectiva la condena sin pararnos a pensar si ni siquiera estaremos, efectivamente, en lo cierto; y lo peor es que a veces lo hacemos de forma cobarde. Otro de esos agujeros negros de la personalidad humana.

Mantengámonos libres

Leave a reply