guionbajoatole

_ATOLE

El camino para aprender a amar se hace perdonando, quien desea crecer en el amor lo logra viviendo en el perdón. Perdonar es una decisión que se toma con mucha convicción; a veces creemos perdonar, pero a la larga, seguimos pensando en aquello que nos causó dolor y eso no es perdonar. Aquel que sabe perdonar deja ir la situación, deja de pensar en ello y en la persona; aquel que perdona, no vive de los recuerdos del pasado, pues sabe dejar ir cada cosa dañina que le impide vivir en paz. No estoy diciendo que perdonar sea fácil o imposible, pero si no empiezas ahora, ¿hasta cuándo lo harás?

De nada sirve el orgullo, no seamos rencorosos, aprendamos a hacer lo que es correcto. El primer paso es perdonarnos a nosotros mismos. Aprendamos a ser personas diferentes, sé de ejemplo para tu familia, para tus amigos y todo aquel que te rodee. Por primera vez aprende a desprenderte de tu orgullo, no permitas que un odio o un rencor sea más fuerte que el amor. El amor vence barreras, el amor sana heridas. Perdona siempre, no sólo a aquellos que amas, el perdón no se puede dar a medias. Esto es bonito y está bien. Si perdonas una ofensa, perdonas todas las demás, solo así demostraras que realmente sabes amar y por tanto perdonar.

Perdonar es de grandes, solo aquel que sabe amar, sabe perdonar una gran ofensa. Ya no vivas en las sombras del odio, del rencor, del resentimiento, de nada te va a servir guardarlos en tu corazón. El odio poco a poco nos va deteriorando por dentro, nos destruye poquito la vida y de las personas que nos rodean.

Perdonar cuando te han ofendido y humillado, así se manifiesta la grandeza del corazón. Ahora puedes ser libre, perdonar y olvidar, eleva tu alma a aquel que te perdonó y encuentra la paz.

Mantengámonos libres.

 

Leave a reply