guionbajoatole

_ atole

Saliendo de los temas habituales de este espacio, considero importante exponer mi particular punto de vista de las próximas elecciones para la presidencia de los Estados Unidos de América. De hecho considero que no es como que existe una opción de elección; un perfecto ejemplo para explicar esto sucedió la semana pasada en plena convención demócrata, cuando Donald Trump desesperado por atención, para variar, llamo a una rueda de prensa ni siquiera por propósitos de campaña,   sino   para   comunicar   que   es   muy   probable   que   los   rusos   estén hackeando   la   inteligencia   estadounidense   y   de   ahí   estén   surgiendo   los escandalosos correos electrónicos de Hillary Clinton. Lo lógico y esperable de Trump, es que se deslindara de estar trabajando con Rusia con el propósito detener   ventaja   en  los   resultados   electorales;   pero  en  vez   de   esto  él   le   pidió directamente a Rusia y en plena conferencia de prensa, que encontrara los 30mil   correos   que   faltan.   Esto   está   pasando.   El   hombre   compitiendo   por   la presidencia le pidió  a Rusia hackear a  Estados Unidos. Es irónico porque al parecer el hombre que dice que va a traer nuevos trabajos a Estados Unidos ya empezó a buscarlos por medio de outsourcing en Rusia demasiado rápido. En pocas palabras: Trump le está pidiendo a otro país que cometa un crimen sólo para quedar en ventaja contra Hillary Clinton. Lo preocupante aquí es que Trump ha dicho en repetidas ocasiones durante su campaña que cambiará la política exterior de Estados Unidos de una manera en que beneficia  directamente  a Rusia,  por  ejemplo: dijo  que  no intervendría  si Rusia   invade   Estonia   y  que   Estados  Unidos   abandonaría  varios   países   que siempre han formado coalición en contra Rusia.  A partir de estos hechos se ha comenzado a especular si Trump tiene algún tipo de conflicto de interés con el gobierno de Rusia, él confirmó por su cuenta de Twitter que no tiene inversiones en  Rusia,  pero   lo  que   no  dejan   claro  es  si   Rusia tiene   alguna inversión  en Trump. Es difícil de creer lo que está pasando, pero Trump ya ha dicho tantas cosas radicales y sin sentido en público, que se está desarrollando un fenómeno como el de la cama de clavos: si te paras sobre un clavo te atraviesa el pie, pero si te paras sobre  mil  que están  a la  misma altura  y ninguno sobresale de otro  te puedes   parar   perfectamente.   La   gente   sigue   intentando   negar   lo   que   está pasando, piensan que es un tema del que se pueden preocupar después, pero esta pasando ahora, por eso no debería existir ésta competencia. En el peor delos escenarios si gana Hillary Clinton, Estados Unidos tendrá un mal gobierno por cuatro (4) años, ya han tenido presidentes malos antes, lo superan y no pasa nada; pero nunca han tenido un Donald Trump, un hombre que afirma   ser el líder de la ley y el orden, al mismo tiempo que persuade a Rusia para filtrar documentos con información   clasificada  y   de seguridad  nacional  de  Estados Unidos. No, nunca han tenido como líder a hombre que admira públicamente y al parecer esta coludido con Vladímir Putin, a un Trump que ha admitido que sus modelos a seguir  son Saddam Hussein y a Kim Jong-un, el famoso dictador que afirma que Trump  puede liberar a los estadounidenses del "temor diario" de un ataque nuclear norcoreano.

Lo que tienen como factor común este último lideres mencionados es que una vez que están en el poder ya no se van, no dan la oportunidad de votar para que salgan en cuatro (4) años, su gubernatura termina en donde el país termina. Esperemos que este 2016 no sea este el último voto de la población de Estados Unidos de América. El conocimiento es gratis. Mantengámonos libres.

Leave a reply