barrera-n-620x420-2

7 DIAS DE LÍMITE PARA REGISTRAR LOS BODRIOS DE LAS COMISIONES

 

 

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

Nos encontramos a solamente siete días de que concluyan los tiempos que el organismo electoral local ha impuesto para que se registren las coaliciones  que pretendan participar en esta forma en las próximas elecciones mexiquenses para gobernador que se desarrollarán el 4 de junio próximo.

Esto se tiene que dar antes del 23 de enero, ya que es el plazo máximo, y aún partiditos que se sienten impotentes andan queriendo vender caro su amor con otros que sufren de la misma dolencia, que por sí solos lo único que harían sería el ridículo.

Esta dichosa figura que la ley permite de las absurdas coaliciones, es de lo más tonto que siempre ha existido dentro de la política mexicana, ya que es un medio por el cual varios partidos negocian de ganar aunque sea unas limosnas de poder, y en el caso de varios de los minipartidos, que para lo único que sirven es para gastar miles de millones de pesos de los mexicanos, puedan alcanzar el mínimo requerido para seguir chupando del presupuesto y no pierdan su registro, que como sabemos es de tres por ciento, si se atreven a ir solos, se enfrentan a perderlo y con ellos el mejor negocio de su vida, por eso son los primeros en buscar coaliciones, para que sigan estando presentes en las boletas electorales, que ridículamente se ve plasmada con diez partidos nacionales, más los locales que existan de forma particular en las entidades, un verdadero y ridículo álbum de estampitas que no sirve para nada más que para estarlos manteniendo.

La más “famosa” coalición que se está cocinando en el Estado de México es la que se pretende dar entre el PRD y el PAN, que ni en la peor borrachera se pudiera imaginar, ya que dos partidos totalmente antagonistas como lo es uno de derecha y uno de izquierda, que por ideología son rivales totalmente definidos, pero como se sienten carentes e impotentes de ganar una elección, se encuentran buscando casarse en un bodrio político de lo peor que puede existir, ya que buscan ganar el poder solamente por el poder mismo, si los partidos de izquierda son los que buscaran coalicionarse, bueno, sonaría por lo menos un poco más lógico, o el PRI que siempre tiene que jalar a su hermanito menor del Verde, pues no lo veo bien, pero por lo menos no son tan diferentes en lo que los constituye, pero azules con amarillos, es peor que los chistes de vulgares payasos de esquina.

Y para esto los más agachones son los panistas, ya que están aceptando solamente una de dos sopas, que el candidato sea del PRD o que acepten los dos a un externo, pero no son capaces por falta de pantalones de pretender imponer a un candidato de sus filas, por lo que los “aspirinas de Ulises Ramírez, Edgar Olvera, José Luis Durán ni Núñez Armas se encuentran con cierto cobijo ni dentro de su partidito.

Los que se dicen que serán los “más fuertes” se encuentran dos perredistas como lo son un tal Juan Zepeda y otro desconocido llamado Javier Salinas, pero sin duda que el más fuerte que suena en esta borrachera de coalición es el “externo” Alejandro Encinas.

Al parecer ha aceptado esta negociación que nada beneficia a los panistas, porque el PRD está dando su brazo a torcer en las otras entidades en las que de la misma forma habrá elecciones para gobernador y en donde también están analizando ir de la manita como lo es Coahuila y Nayarit, en donde parece ser que los candidatos emanarán del partido azul, y los amarillos lo tendrán que aceptar, ya que en tierras mexiquenses será de la otra forma.

Y por ahí se especula que otros dos partidos parásitos se quieren agarrar del mismo barco, minipartiditos que no buscan más que una llanta para no ahogarse y perder su registro como lo son Movimiento Ciudadano y el del Trabajo que son característicos de ser el “ajonjolí de todos los moles”.

Y asimismo los demás partidos también claro está, se encuentran negociando los mismos bodrios de coaliciones, dentro de ellos el de PRI con el Verde y posibilidades de que se les pegue hasta Nueva Alianza, ahí el candidato más sonado es Alfredo del Mazo Maza y Ana Lilia Herrera Anzaldo, siendo los dos militantes activos del tricolor y que bueno al ser candidatos de este partido alguno de ellos dentro de muchos que están sonando, es lógico, pero que existan partiditos sanguijuelas es algo que a pesar de que ya es algo a lo que nos tienen acostumbrados que suceda, pues no considero a mi ínfimo nivel solo de columnista, pues que sea el jugar sanamente en un proceso democrático.

Preciso que no creo que sea sano jugar así en un proceso democrático, ya que los únicos que deberían de estar registrados como partidos políticos, deberían de ser los que por sí solos obtengan más del tres por ciento de los votos emitidos en las urnas a su favor, y eso que es una cifra verdaderamente ridícula, pero bueno, sabemos que existen partidos que mantenemos que ni eso son capaces de alcanzar por si solos.

En todos los países que los mexicanitos volteamos a ver como de Primer Nivel, como ejemplo de lo que debemos de haber en cuestiones económicas, educativas, de salud, de empleos, de apoyo a la agroindustria, en todos ellos en el rubro político cuentan solamente cuando mucho con tres partidos que contienden en sus procesos electorales, y en muchos de ellos solamente dos, no entiendo cómo en México mantengamos a diez de ellos, y cito mantenerlos, ya que por ejemplo este año se les regalarán para su uso goce y disfrute más de diez mil millones de pesos para los procesos electorales de este año, cuando en esos países de donde sacan recursos los partidos políticos es directamente de sus militantes, de que nos sirven que aquí en México los partidos nos presuman con cifras de millones de simpatizantes, que son de cartón, que solo sirven de ir de acarreados a sus mítines políticos, pero nada más, claro porque los que los mantenemos somos todos, seamos militantes o no de algún “Instituto Político”.

El único pensamiento que tengo que es posible por qué hay diez partidos nacionales y sinnúmero de partidos locales es aquella frase que se le adjudica a General y Cónsul Julio César en la batalla de Zela: “Veni Vidi Vici”, Vine, Ví y Vencí, o sea entre más partidos, ellos mismos pierden poder, y si esto se vende en una tierra de caudillos como en la historia ha sido nuestro país, pues los dirigentitos prefieren ser “Cabeza de Ratón y no cola de León”: HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS” mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

 

Leave a reply