opinion-del-dia-2-620x420

El Mundo del Coaching

Por: Patricia Uruñuela

La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.

Friedrich Wilhelm Nietzsche

El pensamiento

El pensamiento es como mundo colateral de dimensiones grandes puertas inmensas, con pasadizos secretos, murallas inconclusas, colores inimaginables, animales y personas inexistentes, como un mar picado con altas olas que trae consigo diferentes piedras de otras tierras, mundos, galaxias y universos.

Es un producto que se origina en la mente dependiendo a la actividad intelectual, que puede surgir de abstracciones propias de la imaginación y así como nuestras actividades de día a día.

En programación neurolingüística se analiza que tipo de pensamiento puede estar generando el coachee, ya que existen diferentes pensamientos que se pueden distorsionar en suposiciones de creencias llamadas inductivas, en cambio cuando se llega a un pensamiento de afirmación exacta infiriendo sería una conclusión deductiva, muchos se atrapan en el análisis haciendo la comparación de situaciones, características o relaciones causales, pocos son divergentes porque producen una respuesta inmediata asertiva frente a un reto momentáneo, ser muy convergente en el pensamiento puede no lograr tus objetivos a tiempo porque se meten en varias opciones para llegar a una conclusión tardía, existen pensamientos más suaves incluso hasta difusos aproximados al metafórico que puede llegar a la contradicción pero van incubando ideas nuevas ya que son pensamientos buscadores, el otro lado de la balanza está el pensamiento duro, congruente, coherente, lógico, preciso y libre de ambigüedad aunque llega a ser un poco frívolo y simplista. Michael Gelb le dio un término al pensamiento Synvergente considerándolo una combinación de pensamientos entre detallista, convergente, ordenado del lado izquierdo con el derecho que se caracteriza por su divergencia, globalidad y creatividad que se obtiene mejores resultados en la vida cotidiana y en los negocios.

¿Por qué le dedicamos tanto tiempo al pensamiento? ¿Qué nos detiene hacer las cosas?

Somos seres pensantes y emocionales, el tiempo que le otorgues a un pensamiento será depende de que tan convergente o divergente seas. Y regresamos al inicio de todo, los miedos que tenemos a enfrentarnos a la vida y las múltiples situaciones que nos hemos generado durante toda la humanidad. El creer lo que está bien o lo que está mal, si es justo o injusto. Diferentes perspectivas con sus propios pensamientos en cierto modo totalmente razonable y genuino.

Por eso existen los grandes pensadores y los grandes optimistas, todos somos cualquiera de los dos en el momento exacto y situación.  Pero, ¿Por qué algunos los detiene el pensamiento, cuando han aclarado sus miedos? Nuestro mundo cotidiano se basa en creencias y manifestaciones de baja autoestima y como todo lo que inicia es con limpieza y orden, se trata de adentro hacia fuera, sacando lo que no sirve, tirándolo hasta desecharlo. “Vaya que el pensamiento es una galaxia dentro de nosotros con estrellas, nebulosas, agujeros negros hasta con un sol diferente”

Cada pensamiento es síntoma de estudio pero si solo nos dedicáramos a estudiar la mente, comprenderíamos más al ser que habita en uno, que a la persona que está en querer ser. Tu pensamiento es único, dale la estructura que pide para poder realizarte como una gran persona con grandes ideales, decisiones y valores para tu cuerpo, mente y espíritu.

Y como dice Fernando Rivera Melo en su libro Reorientándome: ¿Con qué me quedo al escribir este libro? Con mil preguntas más, con mil interrogantes más a las que habré de dar forma para comenzar a explorarlas en lo que para mí es esta gran aventura de crecer.

Hasta que nos volvamos a encontrarnos que Dios nos bendiga a todos.

Patricia Uruñuela

Terapeuta, Máster Coach Integrativa e Internacional en Programación Neurolingüística

Consultas, Cursos y Conferencias

Celular 55 13 08 40 63

www.patyuru.com

 

 

Leave a reply