guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

Pedro Eric Fuentes López

 …tal como se lo dije el sábado pasado a Jean Duverger, mi colega de Fox Sports, ex integrante en alguna época de Timbiriche… “y la fiesta comenzó…”

Y sí, una auténtica fiesta y celebración deportiva que congregó a más de 140 mil aficionados de la Fórmula 1 y que en cada momento, durante los tres días de actividades, no dejaron de ovacionar a los pilotos y demostrar que en nuestro país, se tiene a la mejor afición del serial…

Todo comenzó desde el viernes, cuando los aficionados al automovilismo se volcaron al Autódromo de los Hermanos Rodríguez para presenciar la prácticas de los pilotos; gente de aquí, gente de allá, gente de más acullá, de a poco poblaban las gradas del inmueble…niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, no quisieron perderse el evento más importante del Gran Circo en nuestro país…y así dieron rienda suelta a sus emociones, aunque, como me dijeron varios de ellos, tan solo fuera en las prácticas, pero lo importante era ser testigo de la ocasión.

Para el sábado las actividades comenzaron muy temprano y una vez más el aficionado, hasta el más fufurufo y ducho en la materia, como aquél que no sabía pero que se sumergía en la fiesta, se daba cita para constatar el paso de los bólidos y las pericias de los pilotos, mostrándose emocionados…felices…

Sobre el asfalto del trazado de la pista, autos de Nascar hacían sus pruebas como preámbulo de la clasificación con la que largaría la F1; y mientras tanto, comenzaban a llegar personajes de todos los rubros.

 Compañeros periodistas como Alejandro Reyes, Alfredo Domínguez Muro, el propio Jean Duverger, Giselle Zarur, Verónica Rodríguez, Pilar García, Juan Fossaroli, Luis Manuel Díaz, Marisol González, etcétera, nos abalanzábamos en la zona mixta en busca de la declaración de los protagonistas, área que por cierto, estuvo repleta gracias a que más de 250 periodistas del todo el mundo estuvimos acreditados. Más de 22 idiomas reunidos en un solo sitio.

La adrenalina estuvo a tope. Habría que generar más opciones en cuestión de abrir brecha en la cobertura de eventos de talla mundialista y para tal efecto, busqué las impresiones de Andreas Nikolaus Lauda, mejor conocido como Niki Lauda, un expiloto austríaco que fue campeón del mundo en 1975, 1977 y 1984, subcampeón en 1976, y cuarto en 1974 y 1978, y aun cuando sabía que sería difícil obtener una declaración, lo encaré y me respondió solo tres preguntas y una de ellas fue: “…México es encantador y lo mejor es su gente; me siento muy contento de estar aquí”

Valle-2

Todos coincidíamos en que lo mejor que estaba ocurriendo ahí y de lo cual éramos fieles testigos, fue contar con un gramo de vuelta a la alegría mediante un evento de esta talla, por la tragedia que nos invadió el pasado 19 de septiembre, sin olvidarnos que somos un pueblo que emerge y se consolida a través de su fortaleza y no de sus debilidades, y que, este tipo de eventos nos estrecha y nos une más. Así pues, al final de la práctica sabatina, cubrimos en la zona mixta las primeras declaraciones de los protagonistas, como Hamilton, Bottas, Verstapen, Alonso, Pérez, Occon, entre otros.

Entonces, todo estuvo dispuesto para que, en punto del mediodía de este domingo, el semáforo marcara la luz verde y a disfrutar, el rugir de los motores, la pericia de los pilotos, una día marcado con mucha emoción; en el cielo surcando los vientos los aviones de la fuerza área mexicana dejando sus estelas tricolores, mientras que uno más volaba con nuestro lábaro patrio en señal de memoria por los caídos. En tanto en la tribuna, cada asistente con el puño en alto en clara muestra de solidaridad.

Enseguida, la ceremonia protocolaria entonando las églogas del Himno Nacional mexicano, que fue entonado por un coro de niños de Oaxaca y todos los asistentes no dudaron en secundarlo a todo pulmón. Una sensación de alegría y tristeza se entrelazó en ese preciso momento, pues el recuerdo por las víctimas aún es fresco y tiene demasiado sensible a la sociedad mexicana, pero esa misma sociedad sabe que la vida sigue, lo que quedó demostrado también con el desfile del carnaval de calaveras que se dio en la pista, previo a la carrera.

El británico Lewis Hamilton conquistó su cuarto título de Fórmula 1 tras una mala carrera en el Autódromo Hermanos Rodríguez, donde terminó noveno, pero la diferencia con su principal rival: Sebastián Vettel es ya inalcanzable y cierra el mundial de pilotos con dos fechas por correr en la temporada.

 Hamilton es nuevamente campeón tras los títulos de 2008, 2014 y 2015 y es el británico con más títulos tras superar al legendario Jackie Stewart con tres.

La largada del Gran Premio fue una de las más caóticas de la temporada con una salida de pura adrenalina; Vettel qué salió primero fue rebasado por el siempre combativo Max Verstappen, y a su paso Hamilton, desde la tercera posición trato de sacar partido.

Entonces todo cambio en la carrera, el joven holandés que no tuvo daños, mantuvo el liderato toda la carrera para llevarse la bandera a cuadros en nuestra patria y quitar el dominio de la firma alemana que se llevó las dos carreras anteriores.

Finalmente en el podio de vencedores Verstappen estuvo acompañado por Valtteri Bottas y Kimi Raikkonen, mientras que nuestro compatriota Sergio Pérez aprovechó la confusión para ganar terreno y desde el décimo lugar pudo llegar hasta séptimo. De esta manera, Checo rescató su mejor desempeño en México, luego que en 2015 llegó octavo y en 2016 ocupó la décima posición.

Qué fin de semana de automovilismo tuvimos. Y con esto seguramente nuestro país será muy digno y serio candidato a agenciarse una vez más el título de mejor organización de los Grandes Premios…

Pásenla bien!!!

Valle-1

 

Leave a reply