pintale-logo-1-620x420

¡¡¡PíntÁle voz a una Pintura... y Escucha!!!

Hoy más que nunca, me siento afortunada de comenzar el día sabiendo que me reúno con ustedes una vez más, en éste nuestro punto de encuentro donde el color, el movimiento de la imaginación y el conocimiento nos invitan a crear una luz más intensa en la que la intuición y la conciencia logran un respirar más profundo... ¡Bienvenidos!

En esta ocasión hablaremos respecto al hermoso Arte de la Pintura, que seguramente al menos una vez hemos realizado, de pequeños en esa búsqueda temprana del conocimiento de todo, los colores captaban nuestra atención, en los años siguientes buscando la manera de expresar ideas, manifestando algún sentimiento, y hablemos quienes decidimos ser uno con ésta hermosa manera de comunicarnos, de reconocernos en ese mundo mágico donde la imaginación toma un papel tan importante como interesante y divertido.

Hay infinidad de estilos en este ramo del Arte pero, ¿te has preguntado por qué determinada pintura atrapa tu atención? ¿Te has encontrado alguna vez ante una obra que simplemente no puedes dejar de ver y esbozar una sonrisa que nace desde tu interior? o bien, ¿sentirte atrapado por cierta tristeza o melancolía a la que te transporta? Seguramente que sí y hoy mi deseo es darle continuidad a esa pregunta que más que eso, es un camino que comienza desde el otro lado, desde lo más profundo del ser.

Quienes pintamos podemos decir que "vivimos la pintura" quizás sin que el tema sea precisamente el que nuestros ojos capten, en el impulso de las pinceladas, el diluir de los colores, toman vida los sentimientos, emociones y pensamientos ocultos.

En mi caso permíteme compartirte cómo fue que nace mi gusto de pintar animales, en una ocasión me encontraba por primera vez buscando un tema para mi primera exposición el cual estaba completamente en mis manos, decidí acercarme a un sitio donde la naturaleza me envolviera y encontrarme completamente en armonía deseosa de escuchar señales, esas que busco generalmente en mi interior y en la naturaleza, en ésta ocasión el mar fue testigo de la idea que me susurro su brisa, comenzó en mi pensamiento el recuerdo de aquello que más placer me ha hecho sentir mientras pinto, la figura humana y su movimiento, fue lo primero que despertó un fuerte deseo develarlo en un lienzo, fascinada en su perfección, observando las maravillas divinas que ésta encierra, su dificultad se volvió desafió, las manos, la mirada, sus movimientos en general, así que sin duda la figura humana tenía que formar parte del tema y como creo fielmente somos cuerpo, mente y espíritu, decidí darle el nombre de: SER, seguido de esto mi mirada se perdió sin medir tiempo seguramente se fusionaron mis sentidos con el entorno sin duda tan hermoso como inspirador, y de pronto me encontré preguntándome, ¿qué admiraba de éste mundo?

Me cuestionaba si el hombre era realmente la máxima creación del Universo, comenzó a llover y me deje bañar por esa lluvia, mientras se dejaba venir al compás de mis preguntas, ¿qué quería el hombre? ¿Qué buscaba dentro del mundo que deseara con todo su ser poseer? Y ahí estaba un silencio que de pronto lo interrumpió un desfile de animales que en mi imaginación comenzaron a aparecer, y claro, la respuesta tomaba forma, el hombre siempre ha deseado volar, respirar bajo el agua, tener esa belleza perfecta, en colores, en esa fuerza que lo rebasa, el reino animal, y decidí que esa era la verdadera perfección,  el hombre rendido ante el animal en una sublime suplica de compartir la divinidad que lo distingue, una fusión de ambos y de ahí surgió  SER-FRISAR.

Hoy día los pinto por separado como también juntos y me voy encontrando como los animales se han convertido en mis confesores, ellos me revelan mis emociones y sentimientos, me he podido sorprender en la ira que un halcón me expreso al terminar de abrirle paso a través del pincel y encontrar en su postura y su mirada la emoción contenida en mí, liberada a través de éste, el andar pausado de algún felino descubriendo mi confianza y serenidad, lo mismo con algún sentimiento que este experimentando sin hacerlo aún consciente en mí, así que ellos me han permitido encontrarme en situaciones en concreto como también he recibido por parte de quienes han tenido la oportunidad de apreciar mis obras, como pueden identificarse, fascinarse, espejearse a su vez, han encontrado, alegría, soledad, asombro, amor, ilusión, paz, ternura, pasión y sensualidad, entre otros.

Así que como veras resultará siempre interesante sumergirte en ese mundo de la pintura, basta que te coloques frente alguna obra y apagues por instantes tu razón, te invito a vivir la mágica experiencia de verte como si estuvieses frente a un espejo, no hace falta que los astros ni las cartas, nos revelen incógnitas de nosotros mismos, deja que el silencio hable a través de la magia del COLOR o incluso en el BLANCO Y NEGRO de alguna pintura.

Me encantaría me compartieras tu sentir al respecto, te recuerdo que "no estamos solos" y siempre hay un espacio esperándote en mi Facebook Píntale Alejandra Ayala.  Recibe mis mejores deseos que la luz, el amor y mucho color te acompañen siempre.

¡Tu amiga  Jessica Alejandra Ayala Lepe... y yo, soy del color que me quieras ver!

 pint

 

Leave a reply